‘María (y los demás)’: la treintena o el miedo a vivir la vida

Bárbara Lennie como María en 'María y los demás'.
Bárbara Lennie como María en 'María y los demás'.

Hay una regla no escrita, que viene de otras épocas, que nos dice cómo debemos actuar cuando somos jóvenes para empezar a construir nuestra propia vida; actuar en consecuencia de lo que hicimos al terminar nuestros estudios o trabajos, cuando éramos menos conscientes del presente y del futuro, y echar raíces, tirar hacia delante, no estancarnos, ser responsables, tener sueños pero flojitos, que no molesten, y desear el combo de casa, coche y bebé(s) porque si no, nos podemos arrepentir de no haber sabido lo que queríamos y ahora, ¡oh! ya es tarde.

La protagonista de María (y los demás) (2016) a la que da vida una pletórica Bárbara Lennie, se encuentra con lo descrito arriba sin saber cómo salir de casa de su padre, de la que además ha sido su cuidadora tras morir su madre, terminar de una vez su novela y encontrar el amor. La directora del filme, Nely Reguera (Barcelona, 1978), nos cuenta de dónde nace la idea de hacer esta película, su ópera prima (tras galardonarse como cortometrajista con Pablo)  que se estrena este miércoles y que fue presentada con una gran acogida en el pasado Festival de Cine de San Sebastián:

“Me atraía mucho el tema de las relaciones familiares, de una mujer que ha cumplido los 30 pero no está donde se supone que tiene que estar”.

La presión del entorno no se corresponde con la realidad, vivimos en un momento en el que todo se ha retrasado, la crisis no ha hecho más que enfatizar este argumento. “Todo ahora es cambiante así que me apetecía mucho contarlo desde esta perspectiva femenina, en la que se añade el tema de la maternidad, una no puede ser madre eternamente, y no es real que la sociedad acepte un no por respuesta, hay cosas que aún no han cambiado”.

dpp_0474-copy

María (Bárbara Lennie) con su padre.

María, por sus circunstancias familiares, vive en una situación común para muchos, adopta el rol de cuidadora como hermana mayor, en palabras de Reguera: “Esto le sirve para no enfrentarse a su vida. Ella está siendo su peor enemiga”. No encara sus miedos, se autoimpone estar ahí, sustituir a su madre en casi todos los aspectos. Las mujeres hemos sido tradicionalmente las encargadas de los cuidados y en el filme vemos cómo ella lo experimenta, “para mí tenía que ver con el momento en que moría su madre, en su adolescencia, y sobre todo tiene que ver con el carácter de uno, nuestra protagonista, en este caso es sensible e insegura”.

La situación se expande hasta sus relaciones sentimentales, a la necesidad del deseo de enamorarse, de aferrarse a la idea del amor y no disfruta de lo que tiene. En la película vemos cómo a pesar de que las señales son inequívocas ella sigue hacia delante.

Hay escenas en las que recuerdan a esos momentos en los que no tenemos más salida que “darnos la hostia” para conseguir ver la realidad.

_mg_8864_02

María está en la playa vigilando a su madrastra para que no se ahogue.

Esta última idea impregna todo el filme y consigue sacarnos unas cuantas risas. Como comedia dramática, su tono nos mantiene pegados a la pantalla. “La crisis de los 30 actual tiene que ver con el no saber mirar más allá, obcecarse y no darnos cuenta que los deseos íntimos son tan importantes como todo lo demás”, nos decía Nely.

“María está aterrada y tiene un miedo horrible de vivir su vida”.

Todas las Marías del cine

No es la primera vez que se intenta representar el arquetipo de mujer treintañera en el cine, de hecho, hay unas cuantas películas y series que nos presentan a personajes parecidos como Greta Gerwing en Frances Ha o Mistress America, Nicole Kidman en Margot y la boda e, incluso, Bridget Jones en el el primer filme de la saga. Mujeres fuertes que por una circunstancia o por otra, se han encontrado sin rumbo fijo en su vida, una vida que, por otro lado, ya no tiene que ser vivida de la manera que impone la sociedad sino que cada vez, es más cambiante y difiere de los roles y modelos que hayamos podido ver representados en otras épocas. La mujer treintañera desafía y no muestra sus cartas a pesar de sus cargas. Que pueda deshacerse de ellas, dependerá el rumbo que tome su existencia.

Nicole Kidman en 'Margot y la boda'.

Nicole Kidman en ‘Margot y la boda’.

María (y los demás), producida entre Frida Films y Avalon, se estrena en cines este miércoles día 7, tras cinco años entre el rodaje en tierras gallegas y la postproducción, el filme ve la luz con la talla de actores como la ya a mencionada Bárbara Lennie, ganadora de un Goya por Magical Girl (Carlos Vermut, 2014) José Ángel Egido, Pablo Derqui, Vito Sanz, Julián Villagrán, María Vázquez y Rocío León.

Fotos: Avalon

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments