Mal olor, gusanos, ácaros, ¿queso?

 

Os quiero plantear una hipótesis: ¿Si reunimos a un grupo de diez personas os jugaríais 20€ a que por lo menos uno de ellos es algo rarito? ¿Verdad que sí? Y seguro que si os preguntan el motivo por el que creéis esto la respuesta sería: es pura estadística, de hecho en estos momentos la osadía de afirmarlo no es por pura vanidad sino, simplemente, por estadística.

Y si hay algo bueno en este mundo y que abunda por la cantidad de ellos, es el queso. De hecho los franceses se jactan de tener un queso para cada día del año, así que entre tantos quesos tiene que haberlos raritos. Quizás la palabra rarito suena un poco despectivo y esa no es la intención, así que sin más dilación os pasamos a comentar una lista de quesos más curiosos gestados por la imaginación.

1. Morbier

morbier-queso-flickr

El Morbier es un queso de vaca francés bastante conocido tanto en su país como internacionalmente, es un queso de pasta blanda con una franja negra característica en el medio. Lo curioso de este queso radica en su origen. Antaño cuando se elaboraba otro famosos queso francés, el Comté (un queso de 40 kg y un diámetro de 65 cm aproximado) la cuajada sobrante se depositaba en unos moldes a la espera de una nueva elaboración de queso con la leche de la tarde y así poder completar el molde. La pasta se cubría con las cenizas que se producían por la leña hecha para calentar la cuajada y de esta forma se protegía la pasta de olores e insectos y se evitaba la formación de la corteza. Hoy en día la franja negra que se distingue en mitad del queso está producida por la adición de ‘cenizas’ de carbón vegetal.

Para aquellos que nunca lo han probado os lo recomendamos, es un queso fácil de encontrar en sitios especializados o grandes superficies.

2. Époisses

epoisses-queso-flickr

El Époisses también es un queso francés de la región de Borgoña cuya elaboración data del siglo XVI donde empezó a ser elaborado por los monjes de una abadía. Este quizás no sea tan conocido para nosotros pero en Francia es un queso célebre. A principios del siglo XIX Brillan-Savarin, autor del primer tratado de gastronomía (Fisiología del gusto, 1825) y de la célebre frase “Dime lo que comes y te diré quién eres”, lo consideró el rey de los quesos.

La característica más destacada de este queso es su fuerte olor, lo que le ha llevado a entrar en nuestra lista de quesos curiosos, y lo que le llevó a que se prohibiese transportarlo en el transporte público francés. A pesar de su fuerte olor, es un queso de un gran sabor, altamente recomendable.

3. Milbenkäse

milbenkase-queso-wiki

Este queso alemán solo sigue fabricándose en el pequeño pueblo de Würchwitz, de hecho actualmente solo hay una familia que puede producir y vender este queso. Se puede elaborar con leche de vaca, oveja y cabra y la cuajada se aromatiza con comino, sal y flores de saúco. Tiene la particularidad de que se deja madurar en cajas donde habitan los ácaros del queso. Cabe decir que los ácaros normalmente son enemigos de los quesos, siendo la presencia de estos un quebradero de cabeza para muchos queseros; pero este no es el caso del Milbenkäse. De hecho hay quienes dicen que quien lo come se cura de la alergia al polvo.

4. Casu Marzu

casu-marzu-queso-cerdena-flickr

Es un queso típico de la isla de Cerdeña y aunque su venta está prohibida por las autoridades italianas, no lo está su producción casera por lo que lo podemos encontrar en el mercado negro de Cerdeña.

Un queso curioso y prohibido, ¿interesante verdad?, pues es que a este queso se le deja que entren las larvas de la mosca, lo que produce que la pasta del queso se reblandezca. Las larvas aparecen en el queso como gusanos blancos de unos 8 mm de largo y si somos unos atrevidos y tenemos la oportunidad de probarlo hay que protegerse los ojos porque las larvas, si se encuentran vivas, pueden saltar hasta 15 cm. Además se dice que suelen hacerlo con bastante precisión hasta nuestros glóbulos oculares, lo cual producirá más de un inconveniente. Si se preguntan si puede ser peligroso la respuesta es simplemente que puede llegar a serlo, es un queso solo para los más atrevidos.

5. Queso LLanut

Si algunos de los quesos anteriores han destacado por lo curioso de su historia este queso de Siurana d’Empordà (Girona) producido por Mas Marcé destaca por lo que envuelve al queso. Quizás antes de contaros su curiosidad cabe mencionar la sorprendente, o mejor dicho la admirable, historia de esta familia. Mas Marcé pertenece a una generación de pastores que ha sabido anteponerse a los cambios sin perder su seña de identidad, la cual no es otra que su rebaño de ovejas de raza ripollesa. Llanut es una palabra catalana que significa lanudo, nombre que le viene al pelo o mejor dicho a la lana, ya que este queso está envuelto en lana. El queso es madurado en la cámara entre dos y tres semanas envuelto en lana de oveja del propio rebaño del que se obtiene la leche para su fabricación. Esta peculiaridad confiere al queso su grado de humedad óptimo y le proporciona una serie de matices. Pero atención cuando vayáis a comerlo, mejor quitarle la lana si no queréis estar sacándola constantemente de la boca.

Artículo publicado en Queso y Recetas La Pasiega

 

Fotos: foodpr0n (cc) /  mkorcuska (cc) / n.kuzma (cc) / Dundak (cc) / Shardan (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments