‘Making a Murderer’ te vuela el cerebro en pedacitos

'Making a murderer'.

Dicen que a veces el cerebro te puede explotar, puede saltar en mil pedazos, llenar el salón de masa encefálica y manchar a tu gato. Otras veces, la acción la provoca el propio ser humano, como ocurre en El club de la lucha, causando una herida imposible de subsanar. Pero aquí no estamos hablando de nada de eso, estamos contando una historia de violencia, un documental que habla de lo corrupto que puede llegar a ser un sistema que, en teoría, debe proteger a los ciudadanos. Una forma de corrupción que atenta directamente contra la vida de los seres humanos, para dejarlos en manos de personas que desean ver a alguien entre rejas, en cadena perpetua o directamente, en la silla eléctrica.

Making a murderer es el documental que cuenta la historia de Steven Avery, un ciudadano estadounidense que cometió el crimen de estar en el momento y sitios equivocados. Ha pasado su vida entre rejas por un delito que no cometió, una violación que debió ser investigada pero que no lo fue por querer buscar rápido a un culpable, hubiera cometido el crimen o no, para dejarlo entre rejas. Pero la historia de Avery con la cárcel no quedó aquí, no vamos a desvelar cómo termina, pero digamos que el protagonista, esta persona que es de carne y hueso, vuelve a encontrarse con la justicia de una manera mínimamente sospechosa por parte de las autoridades. El caso ha llegado hasta el presidente Obama, desde la Casa Blanca emitieron un comunicado diciendo que no podían intervenir y, aseguramos, no ha dejado indiferente a nadie.

Este docu-serie de Netflix ha creado un revuelo a través de la red que no ocurre todos los días; de hecho, en el portal de Reddit los lectores se han convertido en detectives creando teorías acerca de lo ocurrido, y las directoras y guionistas de Making a murderer (Laura Ricciardi y Moira Demos) han declarado que esperan poder filmar una segunda temporada acerca de lo ocurrido con Avery. Sin embargo, Ricciardi y Demos no han comentado si piensan que Avery es inocente o culpable. En su lugar, han reiterado que el estado del sistema judicial estadounidense fue el tema que querían tratar en la serie desde el principio. Ya sea culpable o no, Steven Avery es una persona que ha sido víctima de unas prácticas muy cuestionables.

making-a-murderer-netflix

Steven Avery durante su primera detención.

Los fiscales del caso están indignados, alegando que la serie no incluye evidencia en contra del acusado. Muchas personas han declarado que el documental es extremadamente unilateral, a favor de Avery, y que no cuenta toda la historia. Pero Ricciardi y Demos aseguran que hicieron todo lo posible para presentar los hechos de manera justa. También señalaron que los mismos fiscales indignados se negaron a participar.

Con el éxito cosechado por parte de Netflix, y gracias a Internet, Avery podría conseguir nuevas pruebas a su favor. Las cabezas pensantes de Reddit y los millones de usuarios que hemos conocido la historia, sin duda, lo celebraríamos.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments