Lugares recónditos para cenas clandestinas (y una tarta de queso)

Una de los postres que Amor González prepara en Casa-Taller Birdie.
Una de los postres que Amor González prepara en Casa-Taller Birdie.

En Murcia nada es como parece, ni siquiera los restaurantes están a salvo. Hace poco pudimos conocer a Amor González, la artífice de Casa-Taller Birdie que prepara cenas clandestinas o “piratas” llenas de buena materia prima, tanto en el comer como en el beber. Sus mesas están siempre decoradas y perfectas para tomar fotografías que van directas a Instagram y Pinterest, y los menús que oferta no dejan indiferente a nadie. Con un precio medio de unos 20€, uno puede acceder a una experiencia culinaria rodeada de desconocidos, y/o amigos, en enclaves precisos que salen a la luz pocas semanas antes y en los que siempre hay lista de espera. Como extra, además, en este ocasión nos enseña a hacer “la mejor tarta de queso”.

Menú en Casa-Taller Birdie: Entrante

Menú en Casa-Taller Birdie: Entrante

El enclave de Casa-Taller Birdie no tiene una ubicación física fija, va cambiando según la ocasión. Su casa en la localidad de Los Belones es su taller: “Antes hacía cosas aquí pero al crecer la familia ya me fue imposible. Así que busco sitios bonitos y los convierto en pequeños restaurantes para 40-50 comensales durante unas horas. Todo funciona a través de las redes sociales: anuncio el menú y la gente reserva haciendo una transferencia a mi cuenta”, nos cuenta vía email. Además, imparte cursos de cocina tanto en su casa como en diferentes lugares por toda la región y hace caterings para todo tipo de eventos: fiestas, bodas, cumpleaños e, incluso, conciertos privados.

Menú en Casa-Taller Birdie: Primer plato.

Menú en Casa-Taller Birdie: Primer plato.

Hablando de conciertos, el pasado viernes los mecenas del nuevo LP de Nunatak disfrutaron junto al grupo de una velada en la que degustaron un menú elaborado por Amor González y pudieron escuchar las nuevas canciones en directo. El sitio escogido para la ocasión fue en Cartagena, pero para la cita del mes de marzo (apuntad, día 17) la cena de Birdie aprovechará la inauguración de un lugar del que poco se sabe aún, su nombre es Sunset Openhouse y se define como: “un espacio de exaltación cultural donde arte, gastronomía, arquitectura y nuevas prácticas conviven. También es una casa”. Desde un callejón del casco antiguo de Cartagena, al patio de una galería de arte o un picnic en una huerta de la región, los escenarios de las cenas no pasan desapercibidos y además de los fantásticos platos que cocina y el mimo que les pone, los enclaves también son importantes para la experiencia foodie. 

Una cena y poste (o ensalada, según gustos) .

Una cena y postre (o ensalada, según gustos) .

No solo de experiencias culinarias vive Amor González, y es que, también hace talleres de jabones, organiza mercadillos solidarios de ropa, rifas y los antes mencionados conciertos privados. ¿Quién no está deseando desde este preciso momento acercarse a uno de estos eventos?

La receta

La mejor tarta de queso de Amor González. Tomen nota, así se hace…

INGREDIENTES

Para el pastel de queso
150g de mantequilla, derretida, y un poco más para engrasar
300g de galletas tipo Digestive
50g de cacao puro
100g de azúcar
3 cucharadas de harina de maíz
900g de queso cremoso (tipo Philadelphia)
3 huevos grandes, preferiblemente ecológicos
100ml de nata líquida
1 naranja
50g de chocolate de buena calidad (70% cacao), roto en pedazos

Para los arándanos
200g arándanos secos
3 cucharadas colmadas de azúcar
1 naranja
1 ramita de canela
1 vaina de vainilla
1 chorrito de ron, brandy o aguardiente

Para la salsa de chocolate
200g de chocolate de buena calidad (70% cacao)
100ml de nata líquida

ELABORACIÓN

Empezamos preparando la base de la tarta: precalentar el horno a 180ºC. Untar un molde desmontable de 24cm con mantequilla. Picar las galletas y mezclar con la mantequilla derretida y el cacao. Cuando esté bien mezclado, extender con una cuchara uniformemente por la base del molde. Cocer en el horno durante 10 minutos, luego dejar que se enfríe. Precalentar el horno a 200ºC para hacer la tarta.

Poner los arándanos en un cazo con el azúcar, la ralladura de la naranja y el zumo de media, y la canela. Raspar las semillas de la vaina de vainilla y apartarlas. Añadir un chorrito de ron y la vaina de vainilla al cazo (sin semillas). Cocinar a fuego lento durante 5 minutos. Dejar enfriar.

Para hacer el pastel de queso, mezclar el azúcar y la harina de maíz en un bol, añadir el queso crema y batir bien. Añadir los huevos y batir de nuevo hasta que la mezcla esté suave. Luego agregar las semillas de la vaina de vainilla que habíamos apartado y la ralladura de la otra naranja, y batir de nuevo.

Coger ¾ partes de los arándanos del cazo y el chocolate troceado y añadir a la mezcla de queso. Verter esto sobre la base de galleta y agitar suavemente el molde para nivelar la superficie. Poner el resto de los arándanos en la superficie. Guardar el jugo restante.

Colocar el pastel de queso en el centro del horno y hornear durante 40 a 45 minutos, hasta que la parte superior esté ligeramente dorada y los bordes se hayan fijado. Si parece que se está dorando demasiado, cubrir la parte superior con un poco de papel de aluminio durante el resto del tiempo de cocción. Cuando acabe el tiempo, sacar el pastel del horno y, o bien dejar que se enfríe a temperatura ambiente, o bien, poner en la nevera hasta que esté completamente frío.

Justo antes de servir, hacer la salsa de chocolate. Verter la nata en un cazo pequeño y cocer a fuego lento. Cocinar hasta que apenas comience a hervir, y entonces añadir el chocolate y batir suavemente hasta que se haya derretido, y añadir el jugo de los arándanos que habíamos reservado. Servir la salsa sobre el magnífico pastel de queso y, ¡ a disfrutar!

tartadequesoarandanoschocolate

 

Fotos por Pati Gagarin, Juno Producciones y Bar Taberna de Ideas.

Puedes seguir a Casa-Taller Birdie en su blog y en Facebook.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments