Los gordos se quedan en tierra

 

Hace tiempo que ir al aeropuerto se ha convertido en un deporte de riesgo; largas colas para facturar, grandes desembolsos si no se ha hecho online, maletas en las que cada gramo cuenta… ¿Qué pasaría si el peso corporal también fuese un requisito para subir al avión?. Bombardeados con la necesidad de una figura atractiva, de ir al gimnasio, de comer saludablemente y de cuidarnos por dentro y por fuera ahora toca pesarse antes de coger un vuelo.  Una compañía aérea ha establecido una nueva normativa mediante la cual cobrarán un suplemento a aquellas personas que, en función de su altura superen el peso recomendable.

Al menos esta idea es el reclamo, en forma de teaser, de una compañía que, por el momento, busca generar debate trastocando las costumbres que poco a poco se imponen a la hora de alzar vuelo.

Foto: Tutty (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments