Llegar más allá, hasta nuestras raíces

Después de las cenas de Navidad con tus compañeros de la oficina, en la que el pesado de turno de otro departamento no para de hacer chistes pésimos. Quizás también una vez consigues terminar de comprar la lista interminable de regalos para la familia, soportando a aquellos ufanos transeúntes que bajan al centro de las ciudades con el único afán de “ver las luces” y que colapsan las calles. En esos momentos sólo se viene a la cabeza lo útiles que serían carriles para “residentes” a la hora de atravesar las principales vías comerciales y lo genial que sería poder escapar lejos simplemente bajando las escaleras del metro. Hay días en los que serías capaz de viajar hasta el fin del mundo con tal de poder tomarte una buena copa, en tranquilidad y huyendo del universo que nos rodea.

Una copa de balón con hielo, una perfecta combinación de botánicos, tu tónica favorita y Bombay Sapphire. Una ginebra que mantiene su historia desde 1761, más de 250 años, con una receta y una manera de destilado, infusionado al vapor, que nos transporta al lugar de origen de los 10 botánicos que aportan ese sabor especial y único. Un viaje que nos lleva desde la lejana y mítica isla de Java, dónde se seleccionan los grano de cubeba, hasta el misterio de Marruecos, de donde se recogen las semillas de cilantro, pasando por el África occidental, tierra de los granos del Paraíso, por la paradisiaca Indochina, donde crece la dulce casia. Puertas a mundos idílicos, sublimes, abiertas a través de los sabores.

Desde la marca han pensado en nuestros remansos de paz en estas fiestas y ha lanzado su Bombay X-Mas Edition para compartir con esa persona. Dos botellas icónicas azules de la ginebra más selecta de Bombay Sapphire, dos copas balón, un jigger, una cucharilla de coctelería, un exprimidor y una coctelera. El equipo perfecto para sentirse un auténtico maestro de la coctelería en cualquier confín de la tierra.

 

Post patrocinado por Bombay Sapphire

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments