Las palabras que lo han petado en 2014

Este año hemos asistido a un desfile de nuevas palabras y hemos visto cómo algunas empezaban a desaparecer de nuestro vocabulario para dar paso a otras, más modernas y actuales. Del spanglish no hemos podido huir aunque, asistimos perplejos a la nueva edición del diccionario de la RAE. También se han recuperado palabras que estaban un poco olvidadas, para volver a darles un uso pleno y algunas, que no deberían usarse, han vuelto a colmar noticias y portadas.

Selfie

Ha sido elegida “palabra del año” por la la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA). La organización ha escogido el término de entre una selección de las doce nuevas palabras de 2014. No hay duda alguna, esta palabra ha colmado tertulias de amigos, galas de famosos, y hasta se ha creado un juguete específico (¡un paaaloo!) para que podamos seguir echándonos autofotos pero saliendo más monos y menos asustados ante la cámara delantera de nuestro smartphone.

 MILLENNIALSMillennials

Esta palabra que tanto está dando que hablar últimamente ha sido importada de los yankis y como nos es imposible no abrazar una etiqueta por cutre que sea, nosotros hemos abrazado Millennials para darle uso y para designar a una generación que no se comporta igual que las anteriores, que busca e intenta mejorar a pesar de la precariedad, que cuestiona el sistema aunque vive en él, que no quieren los BMV’S de sus padres pero los necesitan para ir a un trabajo precario. Los millennials son un invento dentro del mismo sistema.

Photobomb

Ponerse al fondo de una fotografía de manera deliberada justo en el momento en el que se toma sin que el que hace la foto lo sepa. La moda de arruinar fotografías ajenas, extendida también entre el universo celebritie en los últimos años, se caracteriza porque al final la persona que supuestamente no debía salir se convierte en la protagonista.

Gentrificación

Es una palabras que de primeras nos puede sonar aunque no tengamos la más mínima idea de su significado pero, lo cierto es, que en el léxico de Internet cada vez se utiliza más. Según la Fundeu “La palabra inglesa gentrification deriva del sustantivo gentry (‘alta burguesía, pequeña aristocracia, familia bien o gente de bien’).  Se trata de un término que también se ha adaptado al francés (gentrification), al alemán (Gentrifizierung ) y al portugués (gentrificação) y elitización o, más precisamente, elitización residencial es la que más se ajusta al sentido del término original. En este artículo hablamos del proceso.

Casta

castawars_videojuego¿Qué sería del 2014 sin decir Casta? ¿Tú eres casta, quién es casta? La palabra acuñada mucho tiempo atrás, ha tenido su momento de gloria este año y seguramente, la seguiremos recordando en 2015. Principalmente, con ella se designa a PP y PSOE, pero por extensión cualquier político que se aferre al cargo y mire más por sus propios intereses que por los de la gente, o sea, el pueblo. También pueden serlo empresarios y periodistas en la órbita de los anteriores.

Amigovio

Los follamigos de toda la vida pero en versión sudamericana, porque este año la RAE le ha hecho un poquito de caso a nuestros compañeros de lenguaje dejándonos boquiabiertos con sus incorporaciones, más de 5.000 nuevos términos incluye la 23ª edición del Diccionario de la Lengua Española.

Concertinas

Según la RAE: “Acordeón de forma hexagonal u octogonal, de fuelle muy largo y teclados cantantes en ambas caras o cubiertas”, este sería el único significado de esta palabra pero este año hemos aprendido que no es así. Si buceamos un poco más encontramos que en Wikipedia se ha añadido un párrafo con  Concertina (defensa), en el que recoge que “es un tipo de alambre de púa o alambre de cuchillas fabricado en grandes bobinas que se pueden expandir como un bandoneón. Junto con el alambre de púas y el liso de acero galvanizado se utilizan para formar obstáculos o cerramientos de seguridad y de uso militar”. Es curioso cómo se adapta el lenguaje para designar algo que no se parece e absoluta al término original.

Fotos: Wikipedia (cc) / Meristation / TIME

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments