La lucha de las mujeres valientes en Afganistán

Fotograma de 'Boxing for freedom'.
Fotograma de 'Boxing for freedom'.

Sadaf Rahimi es la mejor boxeadora de Afganistán pero debe enfrentarse a las tradiciones de su país, al miedo y a su propio destino para ser una mujer libre. Lo supuestamente establecido para las mujeres afganas queda en un segundo plano en esta historia de lucha. Ella y su hermana Shabnam se unieron al recién creado equipo de boxeo femenino de Afganistán con 13 años, cuando regresaron a su país después de estar refugiadas en Irán. Sus éxitos en el boxeo y en los estudios la convertirán en un referente para muchas jóvenes afganas pero su camino no está exento de amenazas y dificultades. Eso y mucho más es la historia que podemos conocer a través del documental de Boxing for freedom.

Asalto tras asalto, las dos hermanas han conseguido posicionarse como referentes de la lucha feminista en su país. Los cineastas y productores Silvia Venegas y Juan Antonio Moreno llegaron a las boxeadores casi por casualidad.

Nos interesaba contar esa nueva generación de mujeres afganas que van en bicicleta, que patinan, y que boxean, pero Sadaf, además, tenía algo más”. Y de un documental a otro, porque estos cineastas estaban en Kabul para otra producción que distaba mucho del boxeo femenino. “Quedamos fascinados desde el primer momento por las dos hermanas y por el equipo de boxeo”. Nada mejor que el trabajo de campo, sobre el terreno, para conocer de primera mano historias como esta, que les ha llevado cuatro años desde que empezaron este periplo. Cuatro años que han servido para ver el contexto de la sociedad afgana (el cual queda plasmado en la cinta), su evolución, sus últimas elecciones intervenidas por Estados Unidos, etc.

De la hija de Mohamed Ali, Laila, a Sadaf no hay tanta distancia; de hecho, Sadaf vio un vídeo de ella, vio que era mujer y musulmana y a partir de ahí quiso empezar a boxear.  A Sadaf le impactó la historia de la hija más que la del padre y gracias a eso,  se ha convertido en la mejor boxeadora de Afganistán, no solo porque no hay muchas sino porque ha obtenido el reconocimiento en campeonatos a nivel asiático e internacional.

Fotograma del documental: Mujeres afganas antes de subir a un autobús.

Fotograma del documental: Mujeres afganas antes de subir a un autobús.

Los talibanes que mataban a las mujeres

El gimnasio en el que entrenan las chicas del equipo del boxeo fue, durante la época talibán, un estadio olímpico en el que hubo ejecuciones de mujeres, por el simple hecho de estar acusadas de infieles o prostitutas. La época talibán no fue oscura solo para el género femenino: el retroceso como sociedad quedó plasmado a fuego en todas partes, como el hecho que la música fuera prohibida, de que se destrozaran cintas de casette y VHS, y de que incluso se matara a los pájaros para que no hubiese cantos. Prohibieron todos los deportes y la oscuridad llegó, para quedarse, por desgracia, una larga temporada.

Pero los derechos de la mujer en Afganistán siempre han brillado por su ausencia y la situación actual y
la sociedad afgana, no permite, por ejemplo, que Boxing for freedom se haya podido estrenar en el país
. Las dos hermanas han podido verlo gracias a un pase privado solo para ellas. Como se muestra en el tráiler, ellas, el entrenador y su familia han recibido numerosas amenazas por parte de diferentes sectores. Si algo se puede sacar en claro con historias como la de Sadaf es que, si ellas pueden luchar con esas condiciones, en nuestra sociedad occidental debemos hacerlo también, ya que lo tenemos más fácil para reivindicar el papel de la mujer y la importancia de la lucha feminista.

Puedes ver Boxing for freedom en la Cineteca de Matadero Madrid desde hoy 13 de noviembre, hasta el próximo día 22.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments