La época dorada de las bicicletas comienza ahora

Se apagan las luces, ya tienes todo ajustado y la bola de colores a modo de discoteca comienza a girar. Al fondo oyes voces pero no escuchas lo que dicen, aún no sabes de qué va esto exactamente, la monitora os habla por el micrófono y tú aún estás pedaleando a ritmo de abuela, no sabes cómo has llegado ahí pero tampoco quieres irte. ¡Bienvenidos a una clase de spinning! 

Ahora, fuera de las luces y de la música, queremos hablar de las bicicletas de verdad, las que se mueven por los carriles bici y por las montañas, en las que te da la brisa en la cara y en las que paseas cerca del río mientras esquivas cientos de mosquitos (sobre todo si vives en Murcia). En las que aprendiste a base de hostias, de rodillas ensangrentadas y ruedines que tus padres te consiguieron quitar lo más rápido posible.

La bicis nos hacen la vida más fácil porque con ellas podemos ir al curro, hacer deporte, hacer el Camino de Santiago (verídico)… Además, parece que estamos en un momento de cierto boom (me niego a decir burbuja) con ellas, están abriendo bicis-cafés por todas partes, hospitales de bicis, asociaciones para promover su uso, hacer rutas y hasta servicio de préstamo de bicis que en ciudades como Barcelona funcionan a la perfección. Y esto solo puede ser una buena noticia, que bajara el tráfico en los núcleos urbanos supondría todo un logro.

bicicleta2

Ciudades que crecen a ritmo de dos ruedas

Parece que las grandes capitales han hecho los deberes. En Londres, por ejemplo, tienen las Barclays Cycle Hire que son las bicis de servicio público pensadas para los desplazamientos cortos por el centro de Londres, 400 estaciones y más de 6.000 bicicletas para recorrer la ciudad a ritmo de pedaleo, ¿pero, qué pasa en España? Las bicicletas en Barcelona son una extensión más de su ciudad, no se puede concebir una Ciudad Condal sin bicis, pensadas como un medio de transporte más, Bicing proporciona un servicio sostenible para ir por la ciudad. En Madrid desde hace poco más de un año lleva funcionando el servicio de BiciMad con el que muchos (valientes) ya han pedaleado por el centro de la capital, el servicio funciona con un registro previo y un servicio de abonos para los usuarios más asiduos.

Desde apps como Bicimapa, Ride the City, Cytimaper o Naviki puede resultar un poco más sencillo acostumbrarnos a usar la bicicleta sin que eso suponga una preocupación al no tener suficientes carriles bici en las ciudades.

La cultura de la bici llega para quedarse

hospitalLa bicicleta como nuevo estilo de vida es el mantra de la cultura que se está creando en torno a las dos ruedas, de ahí que surjan los locales que apuesten por las bicis. Los Cycle-café son un ejemplo perfecto de esto: es el caso de El Ciclista en BarcelonaToma Café en la malasañera calle de La Palma, una bicicleta cuelga del techo y, por supuesto, se puede entrar con la bici. Pero la cosa no queda aquí, a las ciudades más pequeñas también ha llegado la bici para quedarse, es el caso de Murcia y su JC1 Bikes&Coffeun local donde además de tomar café, puedes hacerte una bicicleta totalmente personalizada. Y en esta ciudad nos quedamos para hablar también del Hospital de bicis donde podremos reparar en su quirófano nuestra bici y /o comprar materiales o una bicicleta nueva (y artesana) además, otras iniciativas como Masa Crítica con quedadas específicas o LABicicletadesde donde practican el activismo social y ecológico, hacen de la ciudad una de las más activas en lo que a los dos ruedas se refiere.

 

Foto: Estrella Herrera (cc) /Beto Padilha (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments