‘Iaia’, reivindicando la memoria histórica

laia-portada

Iaia es la historia de tu abuela. De la mía. De la nuestra. Es la historia de cualquiera de las mujeres que en la actualidad rondan el siglo de vida y que tomaron parte en una etapa trascendental de nuestra historia.

Alba Valldaura se pone en la piel de su abuela Mercedes, de 96 años, para apelar a nuestra memoria y recordarnos que “un pueblo que no conoce su historia, está condenado a repetirla”. Con una mínima escenografía y un increíble talento, la propia Alba comienza la obra sentada en una mecedora, sola sobre el escenario, caracterizada como una mujer mayor. Parece imposible que esa anciana sea en realidad una joven actriz que apenas ronda la treintena.

Iaia3

Alba Valldaura caracterizada como Mercedes, su abuela, en ‘Iaia. Memoria histórica’.

Poco a poco, con artrosis y con los típicos movimientos de boca de quien perdió los dientes hace tiempo, Mercedes comienza a ponernos en situación. Mientras habla con una compañera de residencia, y apela a un cuidador llamado Oriol, Alba nos va introduciendo en el pasado de su iaia: Desde una joven Mercedes, a un miliciano en la Guerra Civil, todos ellos interpretados por una maravillosa Valldaura.

Uno de los puntos fuertes de la obra es la escena en la que una manzana y un cuchillo representan una imagen de maltrato del bisabuelo de Alba: “¡Mi papá pegaba a mi mamá!” comienza a gritar poco después una Mercedes ya mayor, mientras vuelve poco a poco a su mecedora y al tiempo presente.

3

Alba Valldaura en un momento de la obra, vestida de miliciana.

En el año que Mercedes contrae matrimonio con su marido, Pepe, también estalla la Guerra Civil. Valldaura representa este periodo de nuestra historia vestida de miliciana, con un juego de sombras chinescas detrás de una gran sábana blanca, y con un playback de uno de los discursos más famosos de Dolores Ibárruri, ‘la Pasionaria’.

Con los pelos todavía de punta, Alba vuelve casi al presente para interpretarse a sí misma manteniendo una conversación con su iaia sobre la famosa receta de coca de la familia, y ambas discuten, en catalán, si cocinarla con o sin levadura ecológica.

Porque, a pesar de la intensidad de la obra, en Iaia. Memoria histórica no falta el sentido del humor, los chistes y el buen rollo. Puede que alguien quiera tacharla de parcial. En Nokton no lo hacemos. Iaia es un pedazo de realidad. De los que lucharon, de los que ganaron y de los que perdieron.

Puedes disfrutar de Iaia. Memoria histórica en Nave 73 (C/ Palos de la Frontera, 5, Madrid) todos los sábados y domingos desde el 8 al 23 de febrero a las 20.00 h. Entradas desde 12 euros.

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments