¡Hay un caballo en mi vinilo! Las mejores canciones sobre caballos

¡Hay un caballo en mi vinilo! Las mejores canciones sobre caballos

Nos encantan los caballos. Son animales preciosos, salvajes y altivos, poderosos como el rayo y nobles como un perrito. Muchas canciones hablan sobre ellos, casi siempre para usarlas en metáforas complejas (o no) sobre lo salvaje, la vida desenfrenada o el corazón enamorado. O sobre la droga, sobre todo si hablamos de grupos de rumba española. Os proponemos a continuación las que consideramos las diez mejores canciones sobre caballos, también disponibles en Spotify.

Q.Lazzarus: Goodbye horses

Popularizado por la aparición del tema en la película El silencio de los corderos (1991), poco se sabe de la artista estadounidense Q. Lazzarus. Parece que se trata de un ejemplo de one hit wonder llevado al extremo. La canción fue grabada en 1991 para un único maxi single, hoy casi imposible de encontrar en las tiendas de vinilos. Pero es que ni siquiera existe mucha información sobre ella en Internet. Parece que nunca grabó un disco completo, y que fue taxista en NY; la canción ha sido usada en numerosas películas, y posteriormente Q.Lazzarus desapareció del mapa. La canción es un clásico, eso sí. Esta es la versión que aparece en la película:

The Osmonds: Crazy horses

Para quienes no los conozcais, The Osmonds son un grupo familiar, formado por los hermanos Osmond en torno a 1959. Han tenido mucha popularidad en USA, protagonizando diferentes programas de televisión, y cantando desde que eran niños. La canción ‘Crazy Horses’ apareció en 1972 y es un canto de protesta frente a la polución que producen los coches en las grandes ciudades. Su ritmo es endiablado, y tiene un teclado psicodélico que nos vuelve locos. No os perdáis los bailecitos que hacen. De lo mejor del mundo.

“There’s a message floatin’ in the air.
crazy horses ridin’ everywhere.
it’s a warning, it’s in every tongue.
gotta stop them crazy horses on the run”

Echo & The Bunnymen: Bring on the dancing horses

Con un videoclip onírico, de esos que hacen que se te caiga la mandíbula al suelo y no sepas si te parece una genialidad o una mierda del tamaño de un piano hasta que lo hayas visto más de mil veces, Echo & The Bunnymen entran en esta lista con su éxito ‘Bring on the dancing horses’, grabado en 1985 y único single nuevo incluido en el recopilatorio de la banda llamado Songs to learn & Sing. La banda, creada en 1978 en Liverpool, es una formación de post-punk con letras rarunas, como ésta que nos ocupa:

The Jim Jones Revue: High horse

El tema más actual de toda la lista (llamadla oldie si os apetece), y es que parece que el caballo ha pasado de moda (para bien, en el caso de la acepción popular y callejera del término). The Jim Jones Revue son una banda británica formada en el año 2008, y que intentan recuperar los ritmos antiguos del rockabilly y el blues más corrosivo. La canción forma parte del tracklist de su segundo larga duración, Burning your house down, del año 2010. Muy buen tema y muy buena banda: altamente recomendable.

The Chemical Brothers: Horse power

El conocido dúo inglés de música electrónica compuso este tema para su disco Further, del año 2010, siendo éste el cuarto single extraído de dicho álbum. Se trata de un tema súper bailable, como todos los de The Chemical Brothers, que viene acompañado de una presentación visual excelente de un caballo creado con diferentes piezas de madera.

Guns and Roses: Dead horse

El único animal muerto que va a aparecer en ésta lista. Los Guns N´Roses, muy en su línea, utilizan al caballo muerto para hacer una metáfora sobre su vida: Sometimes i feel like i’m beatin’ a dead horse/ and i don’t know why you’d be bringin’ me down. Aparece en el año 1991, formado parte de la primera parte del multimillonario disco Use Your Illusion. Y aunque empieza de manera acústica, pronto las guitarras eléctricas se apoderan de la canción. A destacar el sonido de un cassette rebobinándose en el último tramo de la canción, quizás como testamento sonoro de aquellas viejas cintas que todos usábamos. El vídeo, aunque no oficial, fue grabado en 1993 y se incluyó en el recopilatorio visual Welcome to the Videos.

George Harrison: Dark Horse

La canción ‘Dark Horse’, que da nombre al quinto álbum en solitario del ex-beatle George Harrison, se puso a la venta en 1974 (y acabó renombrando a su sello musical, Dark Horse Records). Aunque en un principio se pensó que hacía referencia a “un sorprendente ganador”, ya que se solía usar esa expresión en la época, el bueno de George dijo en su autobiografía que ignoraba esa acepción cuando la escribió, y su significado es mucho más terrenal. En Liverpool, por aquellos años, se usaba la expresión dark horse para nombrar a aquellos hombres que mantenían de manera clandestina relaciones con otras mujeres fuera de su matrimonio. Sabiendo la historia de G. Harrison, y que poco antes de grabar éste disco su mujer le abandonó (¡por Eric Clapton!) cansada de sus múltiples infidelidades, la canción adquiere tintes autobiográficos. Pero es un temazo, de eso no cabe duda.

Patti Smith: Horses

Horses es el álbum debut de la genial artista Patti Smith, editado en 1975 y siendo uno de los momentos claves de la evolución del punk en la ciudad de Nueva York. El verdadero nombre del corte que nos ocupa es ‘Land:’. Horses/ Land of a thousand dances/ La Mer (De). Casi nada. De una belleza misteriosa y no exenta de la rabia y la garra típica del punk rock de la escena neoyorkina, él último “movimiento” de la canción La Mer(De) contiene un claro homenaje a Rimbaud, referente absoluto dentro de la obra poética de Patti Smith. La metáfora ecuestre adorna una potente letra sobre maltratos sexuales y agresiones físicas, traumas, golpes y humillaciones. Una obra de arte.

Rolling Stones: Wild Horses

Uno de los himnos de los Rolling Stones que no puede faltar en ningún recopilatorio o concierto de la banda. Grabada entre diciembre de 1969 y febrero de 1970, la canción formó parte del exitoso álbum Sticky Fingers, sacado a la venta en el año 1971. Cuenta la leyenda que fue Richards quien se sentía como un caballo salvaje al tener que dejar a su hijo Marlon para salir de gira con la banda. No obstante, Mick Jagger reescribió gran parte de la letra para, según se dice, reflejar sus sentimientos ante la ruptura con Marianne Faithfull. Mick Jagger ha negado ésta versión de la historia en múltiples ocasiones. Lo que si es cierto es que es una de esas canciones tristes que destilan sentimiento. ‘Wild horses’ fue grabada de nuevo en 1995 para el álbum acústico de los Stones Stripped:

America: A horse with no name

Terminamos nuestra lista de temas relacionados con los caballos con el mega hit de America,’ A horse with no name’. Sacado como sencillo del álbum de debut honónimo de America, rápidamente alcanzo la primera posición en las listas de medio mundo. La verdadera historia tras la canción, según sus creadores, es que tenían un famoso cuadro de Salvador Dalí en el estudio que representaba un desierto. Aunque, sin duda alguna, la canción hace referencia a una especie de viaje chamánico, probablemente tras el consumo de ácido o peyote. Muchas radios censuraron la canción por su presunto trasfondo de drogas, relacionando al caballo del estribillo con la heroína. El cómico Richard Jeni dijo, burlándose del título: “Estás en un desierto, no tienes nada que hacer. ¡Ponle un nombre al maldito caballo!” Sin duda, un tema que forma parte de la cultura popular, que ha salido en infinidad de películas y series, y que es un broche de oro a esta lista.

BONUS TRACK: Hay un caballo que al pasar por tu vida…

La versión patria del ‘We are the world’. A finales de los años 80, la heroína (o caballo) causaba verdaderos estragos entre la juventud. Algunos de los mejores artistas de la escena española del rock y el pop se unieron en la campaña Engánchate a la vida. Coque Malla (Los Ronaldos), Javier Andreu (La Frontera), Pablo Carbonell (Toreros muertos), Rafa Sánchez (La Unión), Carlos Segarra (Los Rebeldes), Emilio López (Los Elegantes) y Mercedes Ferrer cantan este himno anti droga. La letra no tiene desperdicio. Disfrutadlo. Y no os droguéis, recordad: “Hay un caballo que, al pasar por tu vida, la hierba no vuelve a crecer”.

Foto: Βethan (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments