‘Girls just wanna have fun’: de Sheila Levine a Bess Steed

Lenna Dunham en 'Girls'.
Lenna Dunham en 'Girls'.

Hubo una época en la que no existía Internet, en la que las redes sociales solo eran un prototipo en la cabeza de alguien y en la que costaba mucho tener una cita, sobre todo si vivías en Nueva York. Nos lo han contando en diferentes versiones: “chica soltera busca marido”, lo hemos visto ya en cientos de ocasiones en el cine y en la televisión y aún así nos siguen enganchando sus historias. Bridget Jones, Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York, Hannah Horvath en Girls e, incluso, Peggy Olson en Mad Men. Pero, antes que todas esas protagonistas, estuvo en los 70 Sheila Levine. La guionista y escritora Gail Parent le dio vida en Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York.

Sheila_levine_muerta_vive_nueva_yorkPara ponernos en antecedentes, debemos decir que, al igual que cuenta Rodrigo Fresán en el prólogo, Gail Parent fue guionista en series de televisión tan famosas como Las chicas de oroMuñecas y The Carol Burnett Show, así que es fácil imaginar lo divertido que puede llegar a ser este libro. Parent sentó un precedente en las comedias de situación; las sitcom alcanzaron gran notoriedad y empezaron a comercializarse tal y como lo hacen ahora. Parent fue una Amy Poehler, Mindy Kaling, Lena Dunham, Tina Fey o Amy Schumer de su tiempo. De hecho, si hiciésemos un test como los de Buzzfeed sobre quién ha dicho qué, todos dudaríamos entre Amy Schumer y Sheila Levine. Aquí un ejemplo:

“¿Qué es eso de que no deje que los chicos me toquen ya sabes dónde, mamá? Da gustito que te toquen ya sabes dónde.” (Sheila Levine).

A Sheila Levine le hubiese encantado Cyndi Lauper y es que Sheila solo quería divertirse, salir a bailar y no preocuparse de tener que buscar marido. Parent nos hace partícipes durante toda la novela de la presión con la que se vivía el hecho de tener que emparejarse, como tarde, al terminar los años universitarios, y la angustia que producía el no encontrar una pareja decente con la que decidir pasar el resto de tu vida. De ahí la carta de suicidio de Sheila y todo su empeño en morir joven (y soltera).

Una mujer de recursos

mujer_recursos_asteroideSheila desde luego era una mujer de recursos, de eso no hay duda después de leer el libro, pero ahora ya no estamos hablando de ella. La protagonista de Una mujer de recursos es Bess Steed, la abuela de la autora de la novela, Elizabeth Forsythe Hailey.  La historia del libro se confecciona a través de las cartas que la escritora va confeccionando con las anécdotas ocurridas en la vida de su abuela. “¿Por qué no escribes sobre una mujer que se libera sin tener que irse de casa? Una mujer como tu abuela”. 

Durante la primera mitad del S.XX ocurrieron miles de cosas en la sociedad estadounidense. A través de los ojos de Bess, vemos cómo se enfrenta y va desafiando a su entorno social sin someterse a los convencionalismos de la época, todo ello con un matrimonio e hijos de por medio. Cartas, telegramas y notas confeccionan un mapa de la apasionante vida que vivió la abuela de la autora.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments