La gastronomía vuelve a cruzarse con el arte en el Gastrofestival

Tostadas.
Ya está aquí el Gastrofestival.

Bajo el lema “Madrid para comérselo” llega la octava edición del Gastrofestival a la capital para lanzar de nuevo a los amantes de la comida múltiples propuestas con las que disfrutarla y profundizar en ella. Con planes para quienes prefieran ir de barra en barra probando tapas, y para quienes busquen cruzar la línea de la gastronomía en la cultura.

Del 21 de enero al 5 de febrero un total de 450 locales de Madrid serán epicentro de alguna de las actividades programadas por el Gastrofestival. El ya tradicional Degustatapas volverá a ofrecer una tapa creada para la ocasión por cada uno de los 96 locales participantes y un botellín por 3€. La mejor opción para quien quiera lanzarse a saborear las calles es planificar su ruta por barrios, podéis consultar los locales participantes aquí.

Gastrocultura de sabor en sabor

Siempre nos interesa este apartado de la programación del festival, porque busca un diálogo actual entre la gastronomía y otras artes. En él este año repite actividad el Museo Thyssen-Bornemisza, que propone un recorrido gastronómico por sus obras junto a la degustación de una tapa. Las obras relacionadas con la gastronomía también serán las protagonistas de las visitas al Museo Lázaro Galdiano. Sin  embargo, la cafetería Nubel del Museo Reina Sofía se convertirá en una vermutería pop-up, además de acoger otros eventos como ‘Color y sabor en tapa’, en el que se ofrecerán degustaciones inspiradas en obras del museo.

Para sentarse a la mesa con conocimiento de causa, el Museo de Historia de Madrid realizará visitas guiadas por su exposición de porcelanas. Y, desde otra perspectiva, el Museo Nacional de Ciencias Naturales organiza ‘Cómete el museo’, un recorrido nocturno centrado en su relación con la cultura gastronómica. Por su parte, entre las propuestas del Museo de Arte Contemporáneo tendrá lugar el II concurso de ilustración de greguerías gastronómicas.

El Centro Cultural Conde Duque es otro de los escenarios del festival. En él se acogerá la muestra ‘La hemeroteca pone la mesa’, abriendo al público las páginas de la revista especializada Pictoral Review y tendrá un apartado especial para la música a través de las Gastrotonadillas en ‘Música del XVIII fuera de carta’.

En el entorno librero el Círculo de Bellas Artes propone su particular book crossing dejando por la ciudad libros de gastronomía para que otros los encuentren. Y por supuesto no faltarán las catas, degustaciones y maridajes, que componen las experiencias sensoriales. Tampoco el apartado dedicado a la enocultura, el Gastrofashion, ni muchas otras propuestas en forma de rutas, mercados, e iniciativas saludables.

Foto: Pixabay (CC)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments