Fundación Robo: la canción popular como crítica y reflexión

 

El 15 de mayo de 2011 empezó un movimiento social en las calles de muchas ciudades españolas lleno de reivindicación. El espíritu y las ganas de cambiar las cosas recalcó en muchos e invitó a la gente a protestar y a salir de sus casas. La Fundación Robo surgió en este marco de protestas como una idea colectiva musical en la que aunar fuerzas para canalizar la rabia contra la situación y el sistema actual. Abierto a todo tipo de colaboraciones se buscaba, sobre todo, recuperar esa canción protesta que tan perdida había estado en los últimos años (fagocitada por la cultura de la Transición) en lo que a pop-rock se refiere. “Había que abrir la ventana y echar un vistazo a lo que pasaba fuera” y así hicieron. La iniciativa para que este proyecto prosperase la tomaron Roberto Herreros (Grande-Marlaska, Ladinamo), Karlos Osinaga (Lisabö, Bidehuts) y Joseba Irazoki (Atom Rhumba).

VegasPoco a poco se han ido incorporando más nombres al proyecto como los de Nacho Vegas, Refree, Triángulo de Amor Bizarro, Grupo de Expertos Solynieve, Albert Pla, Wild Honey, Julieta Venegas, Pauline en la Playa, Pony Bravo, Miren Iza… y así hasta llegar a 32 nombres. Uno de los músicos más destacados, Nacho Vegas escribió la canción Cómo hacer crac expresamente para la Fundación y de ahí surgió el (imprescindible) EP del mismo nombre con canciones como Dos bandos o Marquesita.

El documental casero Populismo musical recopila el año de vida que cumple esta iniciativa. Dirigida por por Jordi Castells, incluye actuaciones y entrevistas con muchos de los músicos que han formado parte en ella. Un documental que se puede ver online pero que también forma parte del pack puesto a la venta y que incluye un doble CD con todas las aportaciones recibidas (se puede escuchar en su Bandcamp: con descarga gratuita y licencia creative commons) y cuatro temas inéditos, un extenso libreto y un DVD con tres videoclips y dicha película.

 

Aquí no termina todo porque Fundación Robo también tiene una facción literaria, Asalto: textos breves y, sobre todo, un intento de convertir la frustración en energía política.

Qué bonito es el mundo piramidal 
Que se joda el que no tenga sanidad 
Haber aprendido a robar 
Haber aprendido a robar 
Haber aprendido a robar.

Fotos: ZEMOS98 (cc) / REAS Esukadi (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments