En la variedad está el gusto. Santander Music 2013

Santander. Primer fin de semana de agosto. Amenaza constante de lluvia. 15.900 asistentes sumando los tres días y cierta competencia con el Arenal Sound con el que compartía algunos nombres del cartel como Lori Meyers, Dorian o The Zombie Kids. La quinta edición del Santander Music estaba en marcha.

Un cartel que buscaba la música independiente pero que supo aunar en dosis perfectas la mezcla de estilos con el rock, folk o dance. El día uno a las 21 h. comenzaba la fiesta y los músicos lo sabían, todos insistieron al público para que bailase, aún era jueves y había mucho espacio vacío en la Campa de la Magdalena, y cada uno lo hizo a su manera. Manel pedía que el público bailase de la forma más rara posible, The Bright, con un sonido impecable, le incitaba con preguntas “¿os estáis reservando, o qué?”. Fangoria por su parte, con más público y, como manda el ritual, vestido negro, bailarin@s pibon@s y coreografías eróticas tras mamparas transparentes, lo hacía a través de sus letras con Bailando, Yo soy así, o los temas de Cuatricomía. El punto de humor de la noche lo puso, como manda su esencia, Hidrogenesse, lo suyo es poner ambiente a la fiesta y lo reconocían presentando su tema Eres Mac, eres Pc como “la siguiente canción trata sobre tonterías”.

calvin-harris

El viernes la jornada comenzaba con producto local, La Chica y La Grande se subían al escenario del Santander Music emocionados reconociendo el “subidón” de estar sobre un escenario al que tantas veces habían acudido como público. Después Dorian también recordó su paso hace dos años por el festival, ahora presentaba La velocidad del vacío y confirmaba su gran proyección. Y llegó Keane, uno de los platos fuertes de la velada que, como todo británico, no dudó en hacer referencia a la gastronomía reconociendo, en castellano, que el estómago le iba a estallar de tanto jamón ibérico. En lo musical fueron uno de los grupos más coreados y combinaron sus temas más populares como Everybody’s changing, Somewhere only we know o The last time con grandes baladas. El piano, tan relevante en los primeros discos de la banda, también tuvo su momento con la voz de Tom Chaplin en uno de los puntos más emotivos de la noche. Tras ellos se apagaban las pantallas laterales del escenario porque tocaba oír y bailar, aunque el juego de luces también fuese espectacular. Calvin Harris, el más esperado por el público juvenil, cumplió su función de animar la noche con los temas de  18 Months.

lori-meyers

Ya era sábado y ya no hacía falta pedirle al público que bailase. La noche apuntó hacia los últimos discos de los grupos, Here’s Willy Moon de Willy Moon, Dualize de L.A. e Impronta de Lori Meyers; que dieron la sorpresa subiendo a Anni B Sweet al escenario. Frente a Dover que tras 15 años sin tocar en la ciudad regresaba en con la gira 15 aniversario de Devil Came To Me. Para el fin de fiesta unos efectivos The Zombie Kids.

Entre concierto y concierto, durante los cambios de equipo, el público se movía unos pasos hacia el segundo escenario, el ‘Escenario Cannabis (energy drink)’ que contó con los DJ Joan Luna el jueves, Virginia Diaz el viernes y Coco el sábado. Fuera del recinto y próximo a la zona de acampada también hubo otras propuestas como la exposición Aria, que compartía espacio con ArteSantander, en la que se mostraba el trabajo gráfico de Gianmarco Magnani.

La cita de música contemporánea más imprescindible de Santander complació a todos los asistentes o, al menos, eso se percibía porque en ningún momento, por variados que fuesen los estilos, se dejó de bailar.

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments