Ese perro con zapatos no es el mío

Un perro descansa aun vestido.

Unos años atrás los animales, salvajes o caseros, solo se vestían en los dibujos animados con ese objeto de personificación. Ahora también es posible verlos sin su desnudez habitual en su hábitat natural, hace unos días leíamos que el hombre más mayor de Australia, Alfred Date de 109 años, tejía jerséis para los pingüinos afectados por derrames de petróleo. Hasta aquí la historia con interés humano y profundidad.

Cubrir el pelaje de las mascotas comenzó con la excusa de protegerlas de las inclemencias del tiempo, por lo que el asunto empezó con chubasqueros y cazadoras para que no mojasen su pelambrera. Pero hoy, los perros son las nuevas modelos (y viven como tales). Como excéntricos modelos y cazadores de tendencias, solo una minoría puede vivir con todas las comodidades, aunque la moda canina/gatuna también se vuelve accesible. Incluso es fácil encontrar en YouTube tutoriales para hacer ropa a las mascotas, webs que muestran cómo enseñar a los animales a andar con zapatos o tendencias en calzado que se venden desde los grandes bazares chinos online a las tiendas más selectas. Las mascotas, cómo decirlo ¿afortunadas?, de poder visitar estas tiendas también encontrarán en ellas joyas (o bisutería), bañadores, albornoces o toallas para acompañar su ajuar que se completa con camas, sofás y armarios al estilo del de la Nancy (pequeños pero con mucho fondo). Sitios especiales a los que llevar a su pareja, que por supuesto pueden buscar online, o en los que los fotógrafos especializados puedan hacerles sus sesiones.

En estos días insertos en las semanas de la moda internacionales es fácil poner la atención en las creaciones quevogue-linda-evangelista lanzaron desde la New York Fashion Week o desde uno de los festivales paralelos, la New York Pet Fashion Show, en la que este año se han impuesto sobre la pasarela los brillos y las gafas como complemento estrella. Otras mascotas son directamente las reinas del front row y se convierten con facilidad en portadas de revistas de moda (aun no en solitario). Junto a Linda Evangelista, porque los gatos ya no nos dan ninguna alergia, posaba en la portada de Vogue Alemania Choupette, la mascota de Karl Lagerfeld, que el pasado otoño también protagonizó, junto a Gisele Bundchen la de Vogue Brasil. Choupette además ha sido inspiración para una línea cosmética y, sí, editora invitada en el primer número de la revista que publica su dueño. En el camino, está Neville, el perro de Marc Jacobs, que ha sido imagen de la campaña de una librería o quien abrió esta incursión en el mundo editorial, Tinkerbell. El archiconocido chihuahua de Paris Hilton que ya publicó hace años su biografía bajo el título The Tinkerbell Hilton Diaries: My Life Tailing Paris Hilton.

Y si la gente tiende a mostrar sus outfits en Instagram, ¿dónde lucir el que tanto has tardado en idear para tu mascota?, pues en el propio Instagram (si eres famoso vale cualquier red social) o en los blogs de street style canino como The Dogist, donde la pose/porte es un elemento clave.

Tengan la vida que tengan, lo indudable es que el perro es el mejor amigo del hombre y demostrado; se comporta como tal, porque… “La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que ellos tratan a sus animales” que dijo Gandhi.

Foto: Carol Vinzant (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments