Entreacto 2014: hablan las galerías

entreacto-2014-portada

 

La tarde del 20 de mayo del año pasado tenía lugar en Madrid un evento artístico muy especial: los estudiantes de Bellas Artes de la Complutense asaltaban las galerías de la calle Doctor Fourquet, en el barrio de Lavapiés, con sus proyectos fotográficos, pictóricos y audiovisuales, inéditos y fuera de los circuitos comerciales. Armados de la ilusión de la juventud – que por muy mal que pinten las circunstancias parece manar de una fuente inagotable – los estudiantes aprovechaban el tiempo mediante entre el desmontaje de una exposición y el montaje de la siguiente en hasta ocho espacios artísticos de la zona, en una iniciativa que se conoce como Entreacto y que precisamente hoy celebra su segunda edición.

entreacto-2013-Marina_Turmo

Entonces, en 2013, cuando todavía no se había testado el impacto de este proyecto expositivo en las carreras de sus participantes o la repercusión para las galerías, su comisaria, Emilia García-Romeu, contaba para Nokton Magazine cuáles eran los objetivos de Entreacto y de qué forma se había planteado su puesta en marcha: “Pensamos que la distancia que existe entre la Facultad y las galerías se estrecharía al trabajar en un proyecto común. Ambas comenzarían a conocerse un poco mejor y quizás a interactuar más“, comentaba. En esta ocasión, tras un año de valoraciones y con una perspectiva algo más amplia, quisimos saber qué suponía para las galerías de arte que ceden sus espacios en Entreacto 2014 esta alianza entre la institución educativa y el sector profesional del arte contemporáneo.

A nuestra llamada respondieron tres galerías: Galería Louis 21, que acoge la obra de Pablo G. Durango, Coma, beba, veaGalería Liebre, que ha trabajado con Amaya Hernández en Memoria de un espacio. Calle Oña 115; y Galería Espacio Mínimo, que ha hecho lo mismo con Julia Llerena y su Espacio Gélido.

“Esperamos que iniciativas como esta empiecen a acortar la distancia que inexplicablemente separa a los estudiantes de Bellas Artes, futuros artistas, de los espacios profesionales que deberán acogerlos” – nos cuenta en una entrevista José Martínez Calvo, de Espacio Mínimo – “pero, hoy por hoy, esa distancia es grande y la visita periódica a las galerías de arte, en general, no está dentro de sus agendas“. Para Francesco Giaveri, de Galería Louis 21, la distancia ya empezó a recortarse el año pasado, cuando “se ha registrado un incremento considerable en el número de estudiantes que visitan la galería, y esto se va convirtiendo en un hábito”. Y añade: “El objetivo común es incrementar la calidad y la difusión hacia el exterior de la escena contemporánea actual, y en esto estamos todos en el mismo saco: galería, artistas, comisarios e instituciones“. Después de todo, opina Allegra Papa, de Galería Liebre, respecto a una posible inaccesibilidad por parte de las galerías de arte, hay que “pensar que la Facultad de BBAA es una cantera de donde saldrán los futuros artistas que representarán al mundo del arte español dentro y fuera de nuestras fronteras”.

Amaya-Hernandez-galeria-liebre-entreacto2014

‘Memoria de un espacio. Calle Oña 115’. Maqueta de Amaya Hernández para su instalación en Galería Liebre. Entreacto 2014.

Sobre cómo encaja en su agenda expositiva la obra de estos artistas que comienzan a asomar la cabeza, Liebre, que participa por primera vez en Entreacto, apunta a la idoneidad del perfil de Amaya Hernández en su apuesta por los talentos emergentes, aportando, según nos cuenta Allegra Papa, “frescura y visibilidad al mismo tiempo, al igual que las demás iniciativas que desde la calle Doctor Fourquet contribuyen a revitalizar el panorama artístico madrileño”. Para Giaveri, además, incorporar a su espacio el trabajo de estos jóvenes, como el de Pablo G. Durango, “convoca a otro tipo de público en la galería, lo cual nos parece muy interesante y desde luego positivo”. José Martínez Calvo, por su parte, pone de relieve lo inusual de la propuesta: “Cedemos nuestro espacio a un proyecto del que no somos responsables y que no hemos elegido, algo impensable dentro de la programación de una galería”.

entreacto-2014-pablogdurango-louis21

Recreación de ‘Coma, beba, vea’., de Pablo G. Durango en Galería Louis 21. Entreacto 2014.

Respecto a la actitud de los artistas con los que han trabajado en esta convocatoria de Entreacto 2014, las tres galerías coinciden en destacar la ilusión que Pablo G. Durango, Amaya Hernández y Julia Llerena han volcado en sus proyectos, haciendo la comunicación “distendida y a la vez motivadora”, según transmite Papa de su experiencia con la segunda de ellos.

Julia-Llerena-Espacio-Gelido

Julia Llerena durante el montaje de ‘Espacio gélido’ en Entreacto 2014. Foto: Lorena Gutiérrez.

En el caso de Pablo, “ha trabajado con esfuerzo, ilusión y capacidad de escuchar, aceptando consejos y sugerencias, con mucha humildad”, comenta Francesco Giaveri. Su paso por Entreacto, además de un escaparate profesional, no deja de ser la mejor de las prácticas universitarias: ver cómo está el panorama y qué les espera ahí fuera. De su aprendizaje en Espacio Mínimo, puede que Julia Llerena se lleve, como espera José Martínez Calvo, una lección impagable: “Que su trabajo no va a encontrar nunca un sitio aséptico e ideal para acogerlo, que se tendrá que ir adaptando a las circunstancias y que, si tiene sentido, se impondrá a ellas“.

Entreacto 2014 abre sus puertas a todo aquel que quiera acercarse a la calle Doctor Fourquet de Madrid desde las 17 a las 21 h. de esta tarde del 19 de mayo. Para conocer más detalles sobre esta edición, aconsejamos visitar su web.

 

Más información:

Entrevista: Entreacto, el día que los estudiantes asaltaron las galerías.

Galería de imágenes: Entreacto 2014: el montaje.

Imágenes: Coma, beba, vea, de Pablo G. Durango / Marina Turmo. Entreacto 2013

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments