Dock of the Bay 2017: diez años de música y vida

Fotograma de 'All these sleepless nights'
Fotograma de 'All these sleepless nights'

La noche más hedonista de Varsovia, el periplo de un mariachi por las carreteras secundarias de México, la ilusión de los fans que esperan a Beyoncé en Sao Paulo… aunque a primera vista no tengan nada en común, todas son historias vertebradas por un hilo poderoso e irrompible: la música. Y todas competirán del 7 al 14 de enero en la décima edición del festival donostiarra Dock of the Bay.

El evento celebrará en 2017 diez años de proyección de documentales musicales, una apuesta arriesgada que, sin embargo, ha logrado convertirlo en punto de encuentro y en uno de los referentes del género a nivel europeo, y le ha otorgado, además, un enorme calado en la vida cultural de su ciudad, San Sebastián.

Waiting for B

El Dock of the Bay de este año llega al Teatro Principal y los Cines Trueba de Donostia con ocho largometrajes a concurso. Dos de ellos, Moz and I y Waiting for B, retratan el fenómeno fan a través de los seguidores de dos artistas tan diferentes como Morrissey y Beyoncé. Geometría del esplendor echa la vista atrás para volver a la Movida madrileña y Sad Vacation hace lo mismo con la historia nunca resuelta de Sid y Nancy. Georgia y Polonia quedarán representadas, respectivamente, en When The Earth Seems To Be LightAll These Sleepless Nights, Premio a la Mejor Dirección en la pasada edición del festival de Sundance; la leyenda de Euskadi Tropikal, en Sound of Roots y los mariachis en El charro de Toluquilla.

El festival amplía su oferta fuera de competición dentro de dos secciones: Perfect Day, con un cartel internacional, y Paint it Black, especializada en retrospectivas. El hardcore californiano, la grabación del último disco de Blur y los Rolling Stones son algunos de los protagonistas de la primera, mientras que The Who y Bob Dylan serán los encargados de poner la parte nostálgica. La organización quiere, por otro lado, atraer a los nuevos públicos al género a través de la proyección de Searching for Sugar Man.

El Charro de Toluquilla

Dock of the Bay cuenta, además, con un amplio abanico de actividades paralelas, entre las que figura la presentación el 13 de enero en Garoa Kultur Lab de La desesperación de los simios… y otras bagaletas, las memorias de Françoise Hardy, fiestas, conciertos y seminarios. Una forma, explican desde la organización, de acercarse al pensamiento, a la crítica y la industria del cine.

Serán ocho días ininterrumpidos de programación en los que se espera que las salas del festival, que ya suma más de 10.000 espectadores, vuelvan a llenarse. Las entradas cuestan 7€ y se pueden adquirir a través de la página web oficial de Dock of the Bay, donde también puede consultarse en detalle toda la programación del evento.

Fotograma de 'El charro de Toluquilla'.

Fotograma de ‘El charro de Toluquilla’.

Fotos: Cortesía de Dock of the Bay

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments