Dieter Negrín da forma a ‘Se rompió’

Dieter Negrín.
Dieter Negrín.

El músico Dieter Negrín publica próximamente el siguiente tema del EP Se Rompió, del cual va lanzando canciones periódicamente. Hablamos con él sobre este proceso de creación, las etiquetas en la música y sus influencias.

Nokton Magazine: Estás en el proceso de elaboración y lanzamiento de Se Rompió EP que se irá publicando canción a canción en internet. ¿Cómo planteas este proceso de creación?

Dieter Negrín: “Hacer canciones como quien hace una fotografía”… La frase no es mía, se la escuche en varias conversaciones a un buen amigo, cuando vivía en Caracas y andábamos buscando maneras de surfear la ola, por así decirlo… La idea tiene que ver con la espontaneidad y la inmediatez a la hora de producir arte y compartirlo. Yo tenía estas canciones y una necesidad de darles forma y sacármelas de dentro, y esa urgencia por contar esas historias con la mayor fluidez y actualidad posible es lo que impulsa y define Se Rompió EP. Son 6 canciones que cuentan situaciones, sentimientos y puntos de vista muy personales, que tienen mucho que ver con el título del álbum, con la ruptura, con el desencanto pero también con el cambio, y la posibilidad de empezar de nuevo. Cada mes comparto una canción – ya he publicado las dos primeras – y la historia que está detrás de ella, y al final, cuando todas se junten… Habemus EP. Más que un material súper producido, lo que quiero es que cada canción sea un pequeño retrato de lo que me sucede aquí y ahora.

NM: Publicar las canciones mes a mes conlleva un trabajo constante, muy diferente a encerrarse a grabar un EP. ¿Qué diferencias encuentras en esta forma de trabajo con los discos que has grabado previamente? ¿Las canciones van surgiendo o el plan está establecido?

DN: Sí. Para mí es una experiencia nueva en muchos sentidos, una manera de trabajar la música diferente a lo que he hecho antes. Normalmente a la hora de hacer un álbum, primero se hace todo un proceso de preproducción, luego uno se mete a grabar todo, luego se mezcla, y así… Esto es un proceso menos preparado, más permeable, susceptible de ir mutando por el camino.

Las canciones del EP, digamos que ya estaban seleccionadas, porque hay un  concepto que las engloba, pero luego la producción de cada una de las canciones se va desarrollando mes a mes. Es un proceso muy dinámico, que te obliga a trabajar con tiempos más cortos, y a dejar un poco la primera impresión plasmada, ya que no tienes mucho tiempo de repensar y rehacer muchas cosas… es algo como “tengo esta idea, la hago y la comparto” sin darle muchas vueltas, y en ese sentido me ha parecido genial, porque ha sido salirme del área de seguridad y confort, y sumergirme en aguas rápidas y cambiantes. Y nada de esto ha ido en detrimento de la música, las canciones están grabadas y arregladas con muchísimo amor y entrega, pero sin filtros, sin pensar en estilos o etiquetas de entrada. Cada canción se expande en sus propias dimensiones y toma sus propios colores. También he contado y contaré en cada canción con colaboraciones extraordinarias, como las guitarras de Víctor Bolívar en Sábado, extraordinario músico y cantautor caraqueño, o las cuerdas que Manu Clavijo y Alvany Guédez grabaron para Seguirás Amando, la segunda canción que publicamos, o el arte gráfico que para cada canción ha creado Mariana González Pérez (Mar) una joven artista visual, también desde Caracas. Son contribuciones valiosísimas a cada historia, que disfruto y agradezco desde lo más profundo, y que quiero compartir con ustedes. El próximo tema que compartiremos será Sal, donde colaboran Rubén Artabe en guitarras y voces, y Luis Ducharne en la trompeta.

Portada del EP de Dieter Negrín.

NM: Sábado es el primer tema de Se Rompió y se define entre el rock alternativo y el indie pop ¿te sientes cómodo con estas etiquetas?

DN: No del todo. Es decir, no es que tenga nada contra las etiquetas per se, entiendo que son mecanismos de clasificación que se usan para que la gente tenga cierta referencia de lo que haces. Creo que soy bastante ecléctico, siempre he escuchado músicas súper distintas y me alimento de todas ellas, por lo que a veces se me hace difícil encontrar un sitio en el que encaje completamente. Más allá de eso, sí, el término “rock alternativo” aparece de manera transversal en mi imaginario musical, en lo que escucho y lo que produzco. El “indie” entendido como lo independiente, también hablando de los medios y el espíritu con que está hecha la música, desde la autoproducción, como mucha pasión y pocas pretensiones. También el folk aparece a veces, digamos que en forma de fusión con sonidos de raíz latinoamericana, o de otras partes del mundo, que me tocan la fibra más honda. Seguirás Amando se mueve en estos terrenos. Es una canción inspirada en el otoño, habla de la vejez, del final de las cosas… tiene un ritmo algo inestable, un compás de cinco tiempos, y un cuatro (instrumento de cuerdas), elementos del folklore venezolano que se mezclan con la electrónica y con una textura más cercana al pop… No sé si me he desviado un poco de la pregunta, pero en fin, que las etiquetas no son más que eso, y que los artistas a quienes nos gusta movernos constantemente las usamos lo mejor que podemos, siempre tratando que no sean ellas las que nos usen a nosotros.

NM: También colaboras en Canciona, una plataforma que permite a las personas regalar canciones exclusivas. Cuéntanos más del proyecto.

DN: He estado trabajando con ellos ya en varios proyectos (canciones) y la verdad es que ha sido una experiencia retadora, pues es algo que nunca había hecho, al menos no con tanto rigor, eso de escribir y producir canciones personalizadas sobre la vida de desconocidos y muchas veces en estilos que no son necesariamente con los que te identificas más. La verdad es que he aprendido un montón, de producción, de otros géneros, de la capacidad de  salirme de mi propia piel para escribir las vivencias personales  de otros. Al final terminas conectando con sus historias, y eso hace que las canciones sean auténticas y que la gente se emocione sinceramente con ellas, que en definitiva es lo que llena, más allá de que a veces tengas que dejar tu propia estética en segundo plano para priorizar el deseo de otra persona en cuanto al estilo o género, creo que lo que realmente llena es la posibilidad de hacer feliz y conmover directamente a las personas, darles una canción que sea realmente su canción.

NM: Llevas poco tiempo en Madrid, ¿cómo te ha recibido la ciudad? ¿Ha influido en el planteamiento de este proyecto?

DN: Me siento muy bien en Madrid, desde el principio, es una ciudad de encuentros, y te recibe con los brazos abiertos. Al menos ha sido mi experiencia. Hace poco menos de dos años que me instalé acá, y al poco tiempo empecé a entrar en la movida musical como lo hacen muchas personas, a través de los micros abiertos, donde conocí a gente increíble con quienes compartí y sigo compartiendo y colaborando constantemente. Una de esas personas es Sergio Salvador, cuyo primer EP también estoy produciendo, Rubén Artabe, Billy Pagán, con quien hice mi primer concierto acá en Madrid… y así, muchos encuentros, muchos caminos, y muchas oportunidades de crear y de aprender. Y por supuesto que la ciudad ha influido en la música. Evidentemente las calles de Madrid no son las calles de Caracas, y por ende la vivencia es otra, las estaciones influyen, los buenos tiempos y los no tan buenos, todo influye realmente. La mitad de las canciones de Se Rompió nacieron aquí en Madrid, de lo que he vivido y de lo que sigo aprendiendo, de lo que me da la ciudad. Todo eso va volcado en las canciones, que son para compartirse, y la idea es que viajen de vuelta a las calles y la gente que las transita. Así que los invito a unirse al viaje y a encontrarse en esas historias. El próximo 22 de diciembre estará en las redes Sal, y luego le entramos al 2018 con más música y, ojalá, más encuentros. Nos vemos en la ruta.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments