Diario de un loco y de sus locos creadores

diario de un loco

La porte y el matadero están a un paso de distancia. La sentencia es, claro está, metafórica (desde La Casa de la Portera a las Naves del español se tardan unos buenos 20 minutos andando), pero es aplicable al caso de Luis Luque, director de los dos grandes éxitos del off madrileño: Ahora empiezan las vacaciones, y Diario de un Loco, representadas, respectivamente, en uno y otro espacio.

j.luis_g_perz._diario_de_un_loco._sergio_parra

Por su parte, José Luis García-Pérez, el actor que magistralmente  interpreta al funcionario que ¿pierde su cordura? en Diario de un loco, cuyo estreno oficial fue el pasado martes; ha recorrido un largo (y seguro, arduo) camino desde que le viésemos en la sevillana Sala Imperdible metido En la boca del lobo, como parte de la compañía Digo Digo Teatro. Ahora podemos encontrar al actor andaluz como uno de los protagonistas de una serie televisiva de prime-time, o en las películas de los más reconocidos directores españoles.

Pero la porte y el matadero están a un paso de distancia, y así, la historia del tándem Luque/García-Pérez comenzó también como una representación off: Diario de un loco vio la luz dentro del Fringe Madrid 2013,  un festival que se define a sí mismo como el más arriesgado de artes escénicas y música, en búsqueda de lo alternativo.

diario-de-un-loco-1

Off the grandes escenarios (que diría Ana Botella), y al mismo tiempo on ellos, puesto que la representación tenía lugar en la azotea del Matadero. Un lugar idílico bajo las estrellas, acorde a un texto que no ha perdido la poesía intrínseca en él tras su adaptación de relato a monólogo. Actor y director han dado ahora el salto (con red) a la Sala 1, donde hasta el 17 de noviembre se puede ver su Diario de un loco, en “versión techada”. Una nueva visión de la obra que incluye una muy afortunada escenografía, realzada por la composición del diseño de luces.

Los alternativos están ahora en el circuito comercial, sí, son esos mainstream de los que el mundo hipster no quiere oír hablar, sí. Pero no se suben a la parra. Con descuentos del 25% los martes, miércoles y jueves, la entrada es accesible para una mayoría del público (y su precio no es en absoluto mayor que el de otros espacios más pequeños). Un guiño: el miércoles 30 de octubre, a las 21:30, el equipo artístico de la obra tendrá un encuentro con el público, un evento de entrada completamente gratuita.  Cultura, de la buena, al alcance de todos. Será verdad que la porte y el matadero están, en el fondo, a un paso de distancia.

Diario de un loco se puede ver hasta el 17 de noviembre en la Sala 1 de las Naves del Español en Matadero. De martes a sábado a las 20:00 h. y domingos a las 19:00 h. La entrada cuesta 18€ y los martes, miércoles y jueves hay un 25% de descuento.

 

Fotos: Sergio Parra

 

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments