Córdoba: fotografía oficial y creatividad alternativa

José Ramón Moreno. Bienal Fotografía de Córdoba 2013

Bajo el sol de un verano prematuro y a las puertas del mayo cordobés, mes de las flores y las fiestas, la fotografía contemporánea inunda las salas de exposiciones de la ciudad de los califas. La XIII Bienal Internacional de Fotografía aterrizó un año más en Córdoba el pasado mes de marzo en una de sus ediciones más poéticas. Bajo el título Después del diluvio, la muestra de este año rinde homenaje a Rimbaud, inspirándose en las palabras de su poema para expresar la necesidad de una reconstrucción del mundo y de su imagen, con el fin de comprender que la crisis actual no es solo económica sino también artística.

The kitchen. Marina Abramovic

The kitchen. Marina Abramovic.

A un par de semanas de que finalice la muestra ya se ha escrito mucho sobre la Sección Oficial de este año, encabezada por la ‘abuela del arte del performance’ Marina Abramovic con su original recreación de una cocina en la que la artista evoca, a través de objetos de la vida cotidiana, experiencias vitales y personales de su atormentada infancia. Mucho se ha dicho ya también sobre la particular visión panorámica que hace el artista Jesper Just a propósito de las fotografías realizadas en un parque parisino, así como de las instantáneas de Robert Mapplethorpe y Pierre Molinier.

Desde Nokton Magazine queremos hacer ver que hay vida más allá de la Sección Oficial de una muestra fotográfica de estas características, esa que, a veces, resulta incluso más interesante. Si bien esta sección sigue el mismo leit motiv de la Bienal, en ella se descubren verdaderas obras de arte que hacen reflexionar sobre temas cotidianos como las relaciones humanas.

La última hazaña del general. Fernando Bayona

La última hazaña del general. Fernando Bayona.

Hablamos de la Sección Paralela a la que este año se presentaron 94 propuestas, siendo elegidos siete autores, entre los que se ha colado Fernando Bayona. Sin duda, una de las sorpresas de esta sección, pues su fotografía se fundamenta en objetos y vivencias cotidianas que invitan al espectador a meditar sobre la identidad del sujeto, profundizando en la psicología del ser humano. Todas sus fotografías conservan así un mismo lenguaje, el de sus profundas preocupaciones plasmadas en unas instantáneas cuyo elemento común es el tema representado: amor, desamor, sexo y tensión.

Por su parte el riojano José Ramón Moreno, más en la línea del tema principal tratado en la Bienal, centra su mirada en habitaciones vacías y casas derruidas en un auténtico estudio sobre el abandono y el paso del tiempo, resultado de una sociedad orgullosa, incapaz de darse cuenta de sus fracasos.

Los artistas cordobeses Joaquín Juliá y Fernando Sendra también han logrado hacerse un hueco en esta cita anual. El primero de ellos presenta unas instantáneas que proyectan una visión personal sobre la capital francesa que evocan gran belleza y serenidad. Mientras que el segundo centra su trabajo en el fotomontaje digital con unas fotografías un tanto macabras. Completan la Sección Paralela Juan García-Gálvez y Raúl Aparicio con sus particulares visiones de la ciudad y la sociedad contemporánea.

Patricia. Fernando Sendra

Patricia. Fernando Sendra.

El trabajo de estos seis fotógrafos representa no solo una alternativa a las instantáneas de la Sección Oficial, sino que es una ventana abierta a valores y actitudes al margen del discurso oficial, un arma importante capaz de mostrar al espectador la riqueza estética y cultural que el arte puede aportar a la sociedad. Ahora más que nunca se necesitan artistas que aporten múltiples voces y representaciones del mundo que motiven y enriquezcan nuestro imaginario.

La XIII Bienal Internacional de Fotografía de Córdoba se puede visitar hasta el próximo 5 de mayo en las las localizaciones de este enlace. Entrada libre.

 

Fotos: XIII Bienal Internacional de Fotografía de Córdoba

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments