“Con el indie está pasando lo mismo que con el techno: casi todo suena igual”

“Con el indie está pasando lo mismo que con el techno”

“¿Quién es la oveja negra de verdad?” Yo soy la oveja negra oficial, pero yo no parto de la doble moral de la que parte la gente que me llama a mí oveja negra”. Quien habla es Miguel Ángel Ariza, voz y guitarra de Última Experiencia. Una banda de rock que, pese a caminar contracorriente desde sus inicios, no solo “resiste”, sino que sigue sumando fans a una fiel comunidad de seguidores, que ha financiado a través de crowdfunding su último EP, La oveja negra, que acaba de ver la luz.

Aunque les precedían años de tralla en las salas madrileñas y varios EP, muchos conocieron a Última Experiencia cuando Miguel Ángel Ariza, José Alberto Solís y Carlos Lahoz acompañaron al Gran Wyoming en Resistiré, la particular versión del éxito del Dúo Dinámico que el presentador de El Intermedio grabó en 2012. Dicha aparición formó parte de la campaña promocional de su primer LP, La casa de la bruja, a la que siguió una gira en 2013, que incluyó su participación en festivales como el Arenal Sound y el Sonorama, y la grabación de dos temas en Francia con Eddie Kramer, quien fuera productor e ingeniero de sonido de Jimi Hendrix, Led Zeppelin y Santana.

Desde aquel Resistiré, Última Experiencia “resiste, que no es poco”, confiesa a Nokton Magazine su vocalista. Resiste a las barbaridades de la clase dirigente. A las bandas que invaden los festivales con la monotonía de sus uoh uoh uoh. Y a los que repiten esa falacia de que hoy los músicos pueden vivir de los directos. “Nos encanta hacer canciones, tocarlas por toda España, y lo hacemos mucho, pero no ganamos un solo euro con ello. Para nosotros, sobrevivir ya es un éxito”, cuenta Ariza.

“El bienestar genera pasividad”

Compuesto de cuatro canciones y producido por Juan de Dios Martín (Xoel López, Amaral), La oveja negra se mantiene fiel a las raíces de Última Experiencia: en palabras de Ariza, “rocanrol de toda la vida”, con sabor a los 60 y los 70. Tras ese manifiesto de la oveja negra -“¿quién es más oveja negra, ¿el que me pega el sermón o yo que simplemente digo ‘yo soy así, hijos míos’?”, reflexiona Ariza– que le da título, lo último del trío madrileño pasa por “Toda una estrella” y “Miedo a caer”, y desemboca en “El lobo”, un tema que su vocalista define como “un ataque explícito a la clase dirigente de ese país”.

La letra de este corte habla de un mundo al revés y repite “¿Qué hemos hecho, qué ha pasado, qué ha podido suceder?”. Cuando le devolvemos la pregunta a Ariza, apenas tarda en responder: en su opinión, hemos llegado hasta aquí “teniendo el estómago lleno”. “Yo nací en el 83, pertenezco a una generación de bonanza absoluta, en la cual nunca me ha faltado de nada ni he visto a mis padres sufrir por llegar a fin de mes. Todos mis amigos tenían playstation o moto”, relata. “Hemos vivido en la abundancia y el bienestar, y eso genera pasividad. A base de pasividad, de mirar hacia otro lado, de decir ‘a mí es que no me gusta la política’, al final, la gente que dirige acaba tomando decisiones por ti y acabas jodido”, sentencia.

“España está tomada por el indie”

 “Con el indie está pasando lo mismo que con el techno”

Última Experiencia es un grupo “fiel a sus principios”. “Nos estamos haciendo con un pequeño reducto de público y de fans que nos han pillado el punto y que saben que somos sinceros en nuestra música, que no tenemos pretensiones”, cuenta Ariza, que recuerda con cariño su actuación en el Sonorama 2013, cuando el público “flipó” con aquel grupo que “se salía tanto del rollo del festival”.

“Hacemos música que nos gusta, y no música que le guste a la gente”, explica Ariza, que reconoce que España está tomada por el indie “porque ha vivido muchos años de la estupidez más absoluta de los festivales”. “A finales de los noventa estaba el techno, que era absolutamente adrenalítico, música hormonada que te hacía mover la cabeza; pues bien, en los festivales de indie puedes hacer lo mismo, porque Todas las bandas suenan igual, todas tienen estribillos en los que puedes hacer uoh uoh uoh, asegura, “a la gente la han educado para escuchar la música que le hace moverse”. “Lo digo habiendo sido partícipe de muchos festivales”, admite, antes de recordar que Sonorama es su favorito, y de recordar una adolescencia que transcurrió con Los Planetas y Sexy Sadie, dos grupos que le siguen encantando. “Ahora mismo hay bandas brutales, como Vetusta”, aclara. “Pero, a raíz del indie surge mucha monotonía”.

Resistir para los fans

 “Con el indie está pasando lo mismo que con el techno: casi todo suena igual”Tras “un contrato asqueroso pasado por juicio” cuando eran muy jóvenes, los chicos de Última Experiencia se lanzaron a la autoproducción, de la que no han salido hasta ahora, cuando ha sido su propia gente, a través del micromecenazgo, quien les ha producido. “En estos últimos años, pusimos nuestras miras en poder vivir de Última Experiencia, pero estamos viendo que, según está el panorama, va a ser cada vez más complicado”, reconoce Ariza.

El músico confiesa que le “toca mucho la fibra” escuchar ese discurso de que las bandas ahora tienen que ganarse la vida con los conciertos, “porque es mentira”. “Es la pescadilla que se muerde la cola: si tú no vendes discos, no generas impacto, no generas promoción y nadie va a tus conciertos”, afirma. Aun así, al hacer balance, Ariza señala que a Última Experiencia le va bien: la revista Rolling Stone los escogió en 2012 como uno de los veinte grupos españoles a los que seguir la pista y Diario Crítico escogió su tema “He muerto hoy” como la mejor canción del año. “Nuestros fans saben que tenemos un rollo, el único rollo que sabemos hacer y eso les ha gustado, así que para ellos seguiremos haciéndolo”.

Última Experiencia acaba de lanzar su último EP, La oveja negra, disponible en plataformas digitales como Spotify y iTunes y financiado a través de crowdfunding. El 30 de abril la banda ofrecerá en la sala madrileña Costello Club un concierto exclusivo para sus mecenas. El 9 de mayo actuarán otra vez en la capital, en But, junto a Sidecars, y el 23 de mayo visitarán la viguesa Ensanche. Puedes seguir a la banda a través de su perfil oficial de Facebook.

 

Fotos: lacajadeimagenes.com

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments