Chef caseros al alcance de todos

Detalle de la cocina de la anfitriona.

Comer como en casa es un reclamo común en la selección de un restaurante para salir a cenar, en ocasiones se antoja una velada más experimental y en ocasiones comer lo de siempre saboreándolo como nunca. La rutina previa a esa cena impone buscar restaurante, o dejarse llevar por las recomendaciones cercanas, reservar y pasar una inolvidable velada gastronómica. Pero, ¿y si la cena es directamente en casa? No en la propia ni en la de un amigo o familiar, sino en una casa desconocida que, además, propone transformar la noche en una velada de aprendizaje entorno a aquello que comemos, a su elaboración, y a las tradiciones que cada cual mantiene en su entorno.

Desde Withlocals lanzan esta oportunidad de aprender de la cocina comiendo, usando su plataforma como punto de encuentro entre experimentados anfitriones y curiosos glotones. Se definen como “un mercado de igual a igual en donde las personas locales ofrecen experiencias y conocimiento a viajeros”; así, su intención es conectar culturas y personas “a través de los alimentos y experiencias”. Bajo esta invitación a compartir, especialmente atractiva para quienes pretendan conocer más de fondo la gastronomía local, se suceden diferentes tipos de eventos en los que puedes ser organizador o convidado.

Jpeg

Paella de conejo y mejillones.

Nos lanzamos a probar una de sus experiencias como comensales, la chef Claudia Bertorelli nos acoge en su casa a través de un evento publicado en la plataforma titulado Paella Party: Let’s make and enjoy it!. La cita es a las 21:00h. y nos reciben, junto a ella, sus tres mascotas, una amiga, y una copa de vino blanco. Sobre la mesa una ensalada de pimientos asados, un exquisito fuet y un queso fresco bañado en pesto verde y pesto rojo (a base de tomates secos) y, sobre el fuego, una paellera esperando ser rellenada. Plato a plato nos vamos impregnando de su proceso de elaboración y, mientras los degustamos, Claudia comienza el proceso de hacer la paella explicando cada paso, aderezado de comentarios cotidianos para sentirse como en casa. Todo ello, rematado con un prodigioso sorbete de frambuesa rematado con sal trufada. Solo la experiencia de acercarse a una cocina profesional en una casa común abre un mundo de descubrimiento del que nos llevamos el sabor, y el olor, de los aceites que ella misma adereza con cayena, pimienta negra, o cardamomo, y el conocimiento de nuevos ingredientes y sabores.

Por costumbre, solo solemos pasar por la cocina de nuestra casa y la de nuestra gente de confianza (seguramente solo para coger una cerveza de la nevera) por lo que el proceso de creación, que en cada casa es propio, es un interesante aliciente para el disfrute del menú. No hay más que ver como cada día más restaurantes abren sus cocinas a los comensales.

En Wihtlocals pueden encontrarse tres tipos de experiencias a vivir con gente local; comer, hacer tours o realizar actividades, desde 16€.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments