Captura la vida para dar más vida

 

Han cambiado la hora por una antigua norma obsoleta y tienes que levantarte aunque las estrellas sigan empeñadas en permanecer colgadas del paraguas negro que supone la noche rompiendo el amanecer. No pasa nada. La energía que te mueve es más fuerte que todo el jet lag casero que nos pueda cambiar. Un moño rápido nada más levantarte de la cama y te lavas la cara para quitar los últimos restos de la marca de sábanas de la noche. Pones la cafetera a trabajar y preparas las tostadas que te van a llenar de energía y servirán como el mejor motor para aguantar todo el día. Como el motor del Renault que te impulsa. Usa como combustible esas cosas que hay tan dentro de ti como la superación, disfrutar de cada cosa que haces y estar cerca de los que más necesitan y siempre a favor de las buenas causas.

No es patrimonio único del mundo femenino esa sensación de sentir la brisa fresca en la cara por la mañana al salir a la calle, pero al mirar a esas mujeres con las que te cruzas sabes que sí hay una fuerza común. Por eso iniciativas como “La carrera de la mujer” tienen ese éxito, porque saben tocar las teclas clave para invocar ese espíritu de unión que hace que se trabaje en equipo y todas las piezas del engranaje encajen a la perfección, haciéndonos avanzar hacia un destino mejor. Y contar con la implicación y el apoyo de todos los agentes sociales, públicos y privados, en pos de un mejor fin es cada vez más importante como es el de impulsar la investigación contra el cáncer de mama.

Foto:  el Buho nº30 (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments