Canciones para conducir por la Ruta 66 (o por la A-2)

carretera-trey-ratcliff

Si de pequeño cantabas en bucle la historia de aquel barquito de cáscara de nuez y en el coche de tu adolescencia se escuchaba siempre el mismo disco de Joaquín Sabina, entonces conoces la sensación de infinita libertad que supone conducir tu propio coche. Con tu L, sí, y con todos los arañazos que le hizo el anterior dueño (y los que irás sumando de tu propia cosecha), pero, sobre todo, con radio.

En verano soñabas con hacer un auténtico road trip a lo Thelma y Louise rumbo a tu ‘Sweet home, Alabama (donde el cielo brilla azul), pero al final te has visto conduciendo bajo el cielo no menos azul y bastante más inclemente de Zaragoza, rumbo a una playa donde poder disfrutar del ‘Mediterráneo’ (tierra de calor). Pero no sufras, el calor, como tantas otras cosas, es psicológico. Para engañar a tu psique te proponemos esta lista, disponible en Spotify, que te acompañará por la A-2, como si fueras por la mismísima Ruta 66.

Motivos para huir

El calor, un desamor, o un jefe odioso… Cada uno tenemos nuestro motivo para coger el coche y huir de la ciudad.

The Rembrandts – ‘I’ll be there for you’

Your job’s a joke, you’re broke, your love life’s D.O.A…Aquellos seis amigos de Manhattan creían que su vida rondando los 30 era demasiado diferente a cómo la habían imaginado. Debíamos habernos olido algo cuando veíamos repetidos (sí, otra vez) los episodios de Friends. Puede que tú no tengas un vecino cuya nevera puedas saquear sin ni siquiera llamar a la puerta, pero sabes que aunque todos tus amigos te abandonen en agosto, los caballos de vapor de tu vehículo nunca lo harían.

Lori Meyers – ‘Corazón elocuente’

Defiéndete
con uñas y dientes por llegar a fin de mes.
Excúlpate,
piensa en un futuro como no lo hiciste ayer.
Y quiérete
como un padre quiere a un hijo antes de crecer
Esmérate,
vendrán más situaciones que producen estrés”.

Vale que estemos en lucha constante por sobrevivir, pero incluso los náufragos tienen una playa donde descansar. Si tu corazón, como el del grupo granadino, también es elocuente, más vale que le des vacaciones.

Fool’s Garden – ‘Lemon Tree’

Porque hay días en los que no entendemos nada ni a nadie.

Amparanoia – ‘Mi amor se fue’

Ya hemos hablado de Amparo Sánchez, cantante y letrista de Amparanoia, como antídoto para el desamor, y esta vez volvemos a incluirla en una de nuestras listas, porque a la hora de echarle una sonrisa a las tragedias cotidianas, no hay nadie como ella. “De los bares de San Andrés a Lavapiés” o a las terrazas de verano, si tu amor se fue este verano, te aconsejamos que lo disfrutes. (Eso sí, si bebes luego no conduzcas).

Caminante no hay camino, se hace camino al conducir

¿Acaso no somos todos pasajeros en esta vida? Puedes ponerte tan filosófico como quieras, gafas de sol y melena al viento, la banda sonora la traemos nosotros:

Nina Simone – ‘Ain’t Got No, I Got Life’

Puede que no tengas nada más que un trabajo precario y un par de días de vacaciones, pero oye, estás vivo y eres libre aunque solo sea durante el fin de semana, parece decirnos Nina Simone. Conviene no olvidarlo.

Iggy Pop – ‘The passenger’

Quítate la camiseta y entrégate al “La, la, la, la, laralalá”, porque hay pocos estribillos que describan tan bien el concepto de “vacaciones” con tan pocas palabras. El tema ha sido utilizado en infinidad de anuncios, por lo famoso y por lo pegadizo de su melodía, pero tras ella se esconde un auténtico himno a la vida nómada.

Lou Reed – ‘Walk on the wild side’

Seguimos con los estribillos monosilábicos, aunque este dududú, dudú, dududududú, tiene mucho más de transgresor de lo que pueda parecer en un principio. Transexualidad, sexo oral, drogas y Andy Warhol: temas que no eran habituales en la música de la época, y por los que Lou Reed sufrió alguna que otra censura. Aquí te la presentamos completa, de nada sirve ocultar que Nueva York (y las carreteras secundarias) tienen también un lado salvaje.

La luz al final del túnel

Después de la tormenta llega la calma, y después de la autopista se llega al mar.

Jorge Drexler – ‘Al otro lado del río’

“Sobre todo creo que
no todo está perdido (…)
Oigo una voz que me llama,
casi un suspiro:
rema, rema, rema”

Todo en esta vida tiene solución, incluso si en la ceremonia de los Oscar se empeñan en que tu canción vaya en otro idioma, como le ocurrió a Jorge Drexler con este tema, banda sonora de la película Diarios de motocicleta. El compositor uruguayo tuvo la oportunidad de “vengarse” cantando a capella y en español cuando recogió su estatuilla; y tú también la tendrás. Lo importante es no olvidar nunca que existe una luz al otro del río.

Paolo Nutini – ‘New shoes’

Que no, que lo de estrenar zapatos como terapia no es sólo cosa de mujeres, que la vida se ve de otro color cuando se va pisando fuerte… Y si no que le pregunten a Paolo Nutini, que con sus ‘New Shoes’ conseguía arreglar uno de esos días en los que hubiese sido mejor no levantarse de la cama.

Nancy Sinatra también le tenía adoración a sus botas, aunque en este caso eran para caminar… ¿Cuál sería el calzado preferido de la cantante para ir al volante?

Nancy Sinatra – ‘These boots are made for walking’

Foto: Trey Ratcliff (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments