Canciones para mandar el mundo a la mierda

disparo

Otra vez está aquí. El imbécil de turno empeñado en amargarte la existencia. Puede tomar varias formas: jefe impresentable, hermano irritante, madre histérica, político inepto, novio cargante, amigo insoportable… O puede ser que en una misma situación se unan dos o tres de estos sujetos. En otros momentos (los ‘mejores’) son todos a la vez. Porque, para que nos vamos a engañar, si algo se nos da bien a los seres humanos es tocar las pelotas al resto, encolerizar al que tenemos al lado hasta que le entren ganas de querer exterminar de la faz de la tierra todo cuanto le rodea.

Para esos momentos en los que algún imbécil provoca que no aguantes el nivel máximo de ira permitida en el cuerpo, Nokton Magazine te recomienda que explotes, pero que explotes con ritmo. Aquí está nuestra lista de canciones para mandar el mundo a la mierda (disponible en Spotify).

The Offspring – Staring at the sun

Un imprescindible del punk-rock de los años 90, publicado en el álbum Americana de The Offspring en 1998. Con un comienzo con repentina (e increíble) subida de tensión, esta canción es perfecta para cuando el imbécil ha quemado el último suspiro de paciencia que quedaba en tu aliento.

Motörhead – On Your Feet Or On Your Knees

Dentro del disco Bastards (1993), ‘On Your Feet Or On Your Knees’ posee el efecto de catarsis que necesitas en esos instantes en los que el mundo sólo te parece una horrible montaña de escoria humana. Contra todo y todos.

Sex Pistols – Problems

Porque aquí hay un problema y ese problema eres TÚ. Los británicos Sex Pistols se lo dejaron ya muy claro al imbécil de turno en 1977, cuando lanzaron este tema dentro del álbum Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols.

Molotov – Puto

El mítico single de Molotov (publicado en el álbum ¿Dónde jugarán las niñas? en 1997), parece haber sido ideado para desgañitarse y gritar hasta que se nos pasen las ganas de aniquilar imbéciles. Su estribillo lleno de tacos funciona (y mucho), eso sí, siempre dejando a un lado las polémicas que envolvieron el lanzamiento de la canción debido al uso del término ‘maricón’.

Rage Against The Machine – Killing in the name

El nombre del grupo ya nos lo dice todo: Rage Against The Machine (algo así como ‘Ira contra la máquina [el sistema]’) cobra todo sentido en el sencillo ‘Killing in the name’ (1992), cuya letra no deja duda alguna del espíritu de protesta que encierra.

Eminem – Lose yourself

No podía faltar un rap. Unos de esos en los que las rimas tiene la fuerza adecuada para hacerte espabilar. En ‘Lose yourself’ (2002), Eminem nos habla de esas rachas en las que estás en el límite de la supervivencia; no en el hoyo, si no debajo de él y cubierto por un montón de basura. Esas épocas en las que triunfar no es una opción: es el único modo de salir adelante.

The Transplants – In a warzone

Energía destructiva desde el primer acorde. Impregnada de la genuina voz rota de su cantante (Tim Armstrong), ‘In a warzone’ es el primer sencillo del álbum de nombre homónimo que salió en junio 2013. Un canto a los momentos en los que tu realidad parece una maldita guerra civil.

Nofx – Dinosaurs will die

Los dinosaurios están por todas partes (seremos educados y no señalaremos a ningún organismo oficial) y Nofx les ha dedicado un himno: ‘Dinosaurs will die [Los dinosaurios morirán]’. Publicada en Pump Up the Valuum (2000), la canción concreta en los diplodocus de la industria discográfica, pero la letra y música punk se puede aplicar a cualquier otra clase de reptil prehistórico que nos esté aplastando la vida. Como dice el estribillo, sólo tenemos que esperar, tarde o temprano ‘will die’.

Ramones – Cretin hop

Es cierto que hay muchos imbéciles, vale. Pero todos somos unos cretinos a veces. Nos los recuerdan The Ramones en ‘Cretin Hop’ (Rocket to Russia, 1977), un divertido mea culpa para cuando se nos ha pasado un poco la ira (sólo un poco) y nos apetece saltar en honor a nosotros y a lo toca-pelotas que podemos llegar a ser.

AC/DC – Highway to hell

Poco podemos añadir sobre ‘Highway to hell’ que nadie no haya sentido ya. Publicada en el disco de título homónimo (1979), el clásico del rock es el final perfecto para terminar una lista que quiere extirpar nuestro ‘odio encerrado’. Así que vámonos a la Autopista del infierno, viviremos libres, sin preguntas, nadie nos podrá parar…Y lo mejor de todo: los imbéciles de turno se quedan aquí.

Foto cabecera (cc): Juan Santacruz

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments