Artistic Metropol, cuando el cine supera al blockbuster

artistic-metropol-cabecera

 

“No es el mejor momento, pero es el momento que me ha tocado”, pensaba Ángel Mora en octubre de 2012, cuando abrió en la calle Cigarreras 6 de Madrid la sala Artistic Metropol. Para definir su proyecto, la niña de sus ojos para la que vive y que absorbe su tiempo, a este catalán seguidor de siempre del Festival de Sitges le sale disparada una palabra: polivalente. Es cierto que Artistic Metropol es, ante todo, un espacio para celebrar y apoyar el cine independiente: “todo aquel cine que no obedece a los cánones del blockbuster y las multisalas”, pero es más cierto aún que su programación contempla también iniciativas culturales de teatro y magia, así como exposiciones, coloquios y presentaciones de naturaleza diversa. En definitiva, hablamos de un lugar abierto a cualquier disciplina que consiga reconciliar al público con la práctica de compartir emociones. Como explica Mora: “No hay una experiencia más bonita en el mundo que compartir risas, llantos, miedo o excitación con un desconocido… Es un elemento que a mí personalmente me seduce”.

asier-y-yo-cartel

‘Asier y yo’, de Aitor y Amaia Merino. Una de las películas que se proyectan en Artistic Metropol.

Ángel Mora, director y productor con una trayectoria de 20 años en el cine, decidió abrir Artistic Metropol como respuesta a una necesidad muy real en la industria: un cine independiente que, lejos de pelotazos de taquilla y películas para ‘el gran público’, se merece un escaparate del que muchas veces solo obtiene las migajas. “El cine se está convirtiendo en un espectáculo de minorías, sobre todo cuando hablamos de cierto cine alejado de los blockbuster y de Hollywood. Como director y productor me doy cuenta de que, si es complicado rodar una película, es misión imposible estrenarla“. Y no erraba en su planteamiento. La acogida de Artistic Metropol ha tenido una respuesta excelente por parte de la industria, asegura Mora: “Las primeras semanas nos encontrábamos con la problemática de conseguir películas. Ahora tenemos overbooking“. Durante este año, la sala ha conseguido poder competir en la liga de referentes como los Renoir y los Golem, y en cuanto al público, si bien es verdad que es la parte más complicada, Mora continúa creando fórmulas para ganarse su favor: “No por abrir una sala debajo de tu casa tú vas a ir más al cine; si no te gusta no vas. Estamos en esa dinámica y compitiendo con gente que está mejor posicionada”, explica el responsable de Artistic Metropol en referencia a las citadas salas madrileñas.

sala-artistic-metropol

Las proyecciones de cine son la columna vertebral de Artistic Metropol. Pero hay mucho más.

Unos minutos junto a Mora bastan para empaparse de un espíritu nostálgico, de quien añora tiempos (dicen que) mejores en los que el séptimo arte se vendía muy pocas veces al mejor postor. El panorama actual es otro: “Los cines de arte y ensayo de antes ahora son McDonald’s de arte y ensayo”, afirma Ángel Mora, para quien suceden cosas tan tristes como peligrosas: “No hay nada más triste que una sala de cine o teatro vacía. Lo que es importante es devolverle a la gente la inercia de ir a la sala y que se rompa esa dinámica tan peligrosa en la que estamos entrando de ver las películas en casa, en el ordenador”.

Es por ello que su propuesta de sala, que además trabaja con precios low cost, se centra en la experiencia común y la interacción de todas las partes. Como muestra, cabe destacar dentro de su programación el concepto de la Cuarta Dimensión, que se concreta en un espectáculo bautizado como Mentalismo en el cine: “La Cuarta Dimensión es una apuesta por un cierto cine interactivo con sesiones en las que el espectador tenga la oportunidad de participar. Fueron muy conocidas las proyecciones de Rocky Horror Picture Show, en las que se establecía una simbiosis con el público. En Mentalismo eso ocurre: el espectador participa. Hasta ocho, nueve o diez personas del público intervienen en el espectáculo”.

Esta y otras ideas igual de seductoras conforman una programación que se va ampliando poco a poco, muy amiga del cine fantástico y de terror pero en absoluto limitada a este género. Como dice Mora: “Nuestro planteamiento es que la sala tenga vida, y si no la tiene por A que la tenga por B, que siempre haya elementos que lleguen a la gente”. Entre estos elementos próximamente, a partir de marzo o abril, se estrenarán en Artistic Metropol cinco obras de microteatro de cinco directores diferentes en las que el público también participará activamente: Horror Show Theater.

Dice Ángel Mora que, a pesar de ser ateo, no es capaz de concebir un pueblo sin iglesia. Siendo como es un enamorado del cine, resulta imposible para él imaginar un mundo sin esas pequeñas grandes salas como la que él mismo regenta en los aledaños del Rastro madrileño. Artistic Metropol no es otra cosa que uno de esos “centros de peregrinaje que tiene que haber en cada rincón”.

La sala de cine independiente Artistic Metropol se encuentra ubicada en la Calle Cigarreras 6 de Madrid. Su variada programación así como sus precios low cost son un buen aliciente para acercase hasta allí y disfrutar de sus proyecciones y propuestas culturales. Nos cuenta su director que la entrada a las pelis cuesta 6 €, 2 € las palomitas y 1,50 € los refrescos.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments