Ahora Arquitectura nos lleva de vuelta a los dulces 18

Ha pasado un año desde que en Nokton Magazine entrevistásemos a Óscar da Rocha Aranda, uno de los fundadores de Ahora Arquitectura (AA), asociación cultural cuyo objetivo es difundir la arquitectura para todos los públicos. En aquel momento, planeaban una visita por el Madrid Árabe, a la que también tuvimos la ocasión de asistir; y supimos de sus proyectos inmediatos y a medio plazo.

52 semanas después, y justo antes de la Semana de la Arquitectura, para la que en 2008 comenzaron a hacer visitas guiadas de manera individual, volvemos a ponernos zapato cómodo para irnos a patear la ciudad y ver qué ha cambiado en Ahora Arquitectura.

Nos encontramos con Miguel Díaz, quien será nuestro guía, a la salida del metro Ciudad Universitaria. Porque sí, esta ruta nos llevará de vuelta a nuestros dulces 18. “A la Ciudad Universitaria le teníamos ganas hace tiempo”, nos dicen, y el público también, por lo que vemos. Seremos alrededor de quince participantes en la visita, muchos de ellos habituales – “tenemos nuestros irreductibles”. Las tarifas son mínimas y se pagan con gusto, sobre todo porque ese dinero se siente útil y razonable a cambio de la experiencia de conocer otra faceta de Madrid.

Poco después llega Pablo Rivera, un “gato de toda la vida”, y también fundador de AA. De sus quince socios, (todos arquitectos y un historiador –“pero le queremos igual”, confiesa Pablo); no todos están al mismo nivel de actividad en lo que se refiere a las rutas. Miguel nos explica cómo tienen que compaginar la asociación con sus trabajos alimenticios o con másteres que con suerte les puedan ofrecer una salida laboral. Sin embargo, todos ellos comparten una misma pasión por la arquitectura, y eso se deja ver a lo largo de toda la visita.

Pablo y Miguel se complementan, se terminan las frases el uno al otro, nos lanzan ideas… en definitiva, comparten con nosotros algo que disfrutan. A los profanos en la arquitectura puede que nos cueste un poco al principio, pero nuestros guías saben servirse de los recursos que tienen para hacernos entender: teléfonos móviles, fotocopias, y correos electrónicos con material adicional, todo lo necesario para que nos sintamos familiarizados con los juegos de volúmenes, el movimiento o las sombras de los edificios.

Nokton-Ciudad-Universitaria-foto-Owain-Shaw-19

Las curvas dan profundidad y sensación de movimiento.

Nokton-Ciudad-Universitaria-Ahora-Arquitectura-foto-Owain-Shaw

Los chicos de Ahora Arquitectura no se dejan nada sin analizar, incluidas las cornisas.

Y resulta que la Ciudad Universitaria es un proyecto mucho más parecido a nosotros de lo que creíamos. Una idea de Alfonso XIII, que quería crear el equivalente a un Campus Universitario Norteamericano. Dividida en cinco zonas (médica, científica, literaria, artística y deportiva), la Ciudad Universitaria se ideó teniendo la cultura en mente y la apreciación de la naturaleza. ¿Os va sonando? Más similitudes, el proyecto contaba con gente muy joven, ecléctica, con ganas de probar cosas nuevas. “Había mucho entusiasmo acerca del plan”, nos cuenta Miguel, “aunque tuvo mucha controversia, sobre todo por la localización”.

Desgraciadamente, y como ocurre con muchos proyectos bienintencionados, el de la Ciudad Universitaria se truncó. (Nota aclaratoria: aquí acaban las similitudes). Los más de 30.000 árboles que se habían plantado se talaron, y la zona diseñada para unos 15.000 alumnos acabó acogiendo 85.000, en edificios “recopilados” alrededor de las facultades de Medicina, Farmacia y Odontología, las primeras construidas en base al diseño original de 1927.

Ya en el Siglo XXI, nos explican, los arquitectos han tratado de encontrar una armonía con el conjunto existente a la hora de construir un nuevo edificio. Es el caso del aulario de la facultad de Farmacia, que trata de ‘mimetizarse’ con la arbolada mediante una fachada de espejos y unos soportes que imitan troncos. “A este edificio le tengo cariño, porque el arquitecto fue profesor mío y vinimos varias veces a la obra”, dice Miguel casi sin darse cuenta.

Nokton-Ciudad-Universitaria-Ahora-Arquitectura-Foto-Owain-Shaw-Photo

Por detrás, el edificio se funde con el entorno gracias a espejos.

Procuran guardarse sus opiniones, aunque en muchas ocasiones es gracias a éstas que la visita cobra una dimensión diferente, más humana. Lo mismo ocurre con las anécdotas, ya sean contadas en primera persona (¿os imagináis que os evacúen de la facultad porque han encontrado una mina sin desactivar en el jardín circundante?) o a través de los restos arquitectónicos visibles: en la Facultad de Filología aún se nota el color distinto de algunos ladrillos… los que tuvieron que sustituir durante la época franquista para librarse de la pintada que rezaba “Viva Machado, viva la libertad”.

Esta humanidad es también la culpable de que, quien prueba, repita, y de que su público se deje aconsejar. “A mí no me seduce nada [la visita al Cementerio de la Almudena], pero como siempre habláis de él, y le tenéis tantas ganas, tendré que ir”, comenta una de las ‘irreductibles’. También hay quien “por fin” ha conseguido plaza en la visita al Madrid Árabe, sin duda la más exitosa de Ahora Arquitectura, nos cuentan, gracias al apoyo de la Casa Árabe. “Lo más difícil para nosotros es la difusión, pero lo suplimos con experiencia, y actividades diferentes”. Además de las visitas guiadas, en AA van a congresos, hacen talleres y encargos de educación para niños. “Se trata de concienciar a la gente y de darle valor a nuestros edificios”, nos cuenta Miguel, “nuestra manera de hacer arquitectura, por el momento, es ésta”.

Nokton-Ciudad-Universitaria-foto-Owain-Shaw-22

Miguel (con camisa gris) y Pablo (con camiseta de rayas) en un momento de la visita. Estas rutas les sirven para difundir su pasión, la arquitectura.

Foto: Owain Shaw Photo

Más fotos sobre la ruta:

Ruta por Ciudad Universitaria con Ahora Arquitectura

Más información sobre Ahora Arquitectura:

Ahora Arquitectura, de Madrid al cielo

Ruta con Ahora Arquitectura: Tras las huellas del Madrid árabe

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments