40 años de Jordi Socías en La Virreina

El palacio de la Virreina de Barcelona es una muestra clara del poder económico que podían adquirir los representantes de la corona española en los territorios de ultramar cuando volvían a la Península. En el último cuarto del siglo XVIII, Manuel de Amat y Junient mandó construir un palacio en mitad de Barcelona para que todos sus vecinos supieran lo bien que le había ido siendo virrey del Perú. El problema es que él murió solo cuatro años después de que terminara de edificarse, y pasó a ser habitado sólo por su mujer, de ahí que el palacio se conozca en la Ciudad Condal como se conoce. Muchos años después, fue adquirido por las arcas municipales de la ciudad y pasó a ser sede del área de cultura del Ayuntamiento de Barcelona y una de las salas de exposiciones más importantes de la ciudad como Centre de la Imatge. Las muestras que allí se recogen sirven como ejercicio de reflexión y reconocimiento a grandes artistas, por eso en este caso le ha tocado a Jordi Socías y su fotografía ser protagonistas.

Hasta el próximo 26 de abril de 2015, el Centre de la Imatge del palacio de la Virreina recogerá la muestra titulada Jordi Socías. Fotografías encontradas, un recorrido por 40 años de imágenes. Desde el punto de vista del fotógrafo se limita a mostrarnos lo que se ha ido encontrando ante los ojos. Los ojos de un hombre que ha vinculado, de una manera irremediable, su nombre a la fotografía, capaz siempre de encontrar un punto de escape para iniciar una fuga de la realidad y sumergirse en el territorio intrigante del arte. Observa la vida desde la cámara sabiendo que la belleza no puede separarse de la función. Sus trabajos siempre han tenido un aire realista o surrealista, irónico y cosmopolita, una mezcla de naturalidad en sus formas y la sofisticación más cuidada.

Foto: L’image et Portraits (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments